Inicio de zafra: cómo produce el mayor grupo azucarero del país

Los Balcanes suma tres ingenios en Tucumán; inició una nueva campaña donde busca retener el título y repetir la performance de 2021, cuando molió más de 3,42 millones de toneladas de caña

Por |
Inicio de zafra: cómo produce el mayor grupo azucarero del país
25deAbrilde2022a las15:24

La Compañía Azucarera Los Balcanes es ante todo el jugador que más caña muele en la Argentina. En 2021, superó a Ledesma por primera vez en su historia, con 3,42 millones de toneladas procesadas entre sus tres ingenios: La Florida, Cruz Alta y Aguilares.

“Eso significa que tenemos una vara muy alta, porque si bien no buscamos activamente ser los número uno, ahora, hay que sostenerlo. Asimismo, lo más importante no es solo el volumen sino que hemos molido bien y logramos obtener mucho alcohol y azúcar”, afirma Catalina Rocchia Ferro, presidente de Bioenergética La Florida, el mayor proveedor de etanol para el corte con nafta en el mercado local y la unidad de negocios más prominente del Grupo Los Balcanes. 

La también dirigente de la UIA Joven que, como se estila en la industria, mide su vida en zafras, lleva diez trabajando en el holding familiar que lideran sus padres, los empresarios Catalina Lonac y Jorge Rocchia Ferro, dueños también de hoteles, estaciones de servicio y promotores de una universidad privada montada sobre un ingenio en desuso: San Pablo T.

Grupo Los Balcanes

Los Balcanes no solo tiene el título de ser el mayor procesador de caña, también ostenta el taller de maquinaria agrícola cañera más importante del país donde un grupo humano de más de 80 colaboradores asisten y reparan una flota de 54 cosechadoras de las marcas Case y John Deere que, asistidas por otros 200 vehículos, entre tractores y camiones propios, se ocupan de levantar hasta un 65% de la caña que muelen los ingenios del Grupo cada año, es decir, unas 30.000 hectáreas. 

Catalina Rocchia Ferro

La Florida inició la zafra tucumana 2022

En una visita especial a la localidad de La Florida y Luisiana, en la provincia de Tucumán, donde se asienta el ingenio y la usina La Florida, el más importante del Grupo Los Balcanes, Agrofy News participó de la ceremonia que dio inicio a la zafra 2022. 

La presencia del gobernador de la provincia, Osvaldo Jaldo, junto a otras autoridades locales, proveedores, clientes y un nutrido grupo de productores cañeros le dieron marco al tradicional encuentro para dar comienzo a una campaña que, prometen, repetirá la performance de 2021, en materia de volumen de caña, pero con rendimientos más parecidos a los del 2020 cuando de azúcar y alcoholes se trata. 

“Hoy quiero agradecer especialmente a los directivos de YPF por estar presentes. Esto nos da la pauta de que estamos haciendo las cosas bien. El Norte puede ser la vaca verde de nuestro país, creemos que el futuro es la caña de azúcar y el etanol de la mano de los motores flex”, afirmó el presidente de la Compañía Azucarera Los Balcanes, Jorge Rocchia Ferro. “Es por eso que nunca hemos dejado de invertir en aquello que creemos que Tucumán merece. El objetivo que tenemos es pasar de una producción de 700.000 litros diarios a un millón, por eso, apostamos a seguir creciendo e invirtiendo en Tucumán”, agregó en su discurso inaugural. 

A su turno, Catalina Lonac, vicepresidente de la compañía, aportó una mirada más punzante sobre la realidad del país y el sector en particular ante la atenta mirada del Gobernador. “Hoy cargamos con una enorme angustia que más allá de las palabras de esperanzas, la tenemos, la sentimos, estamos viviendo un momento muy difícil”, advirtió y agregó: “Creo que este momento requiere dos cosas de todos nosotros: un renunciamiento patriótico y caridad. A lo que a continuación, explicó: “Muchas veces el Estado a través del Gobierno no nos trata tan bien, donde con más de 160 impuestos no podemos seguir adelante. El Gobierno se comporta como un niño y como padres es más fácil decir siempre que si, pero con mucha mesura debemos ponerle un límite, no cometamos nunca más tonteras porque está Patria no aguanta una tontera más. Esto que vemos a diario no es una novela colombiana, esto es lo nuestro, es nuestra Patria y debemos defenderla porque todos somos imprescindibles. Espero de todo corazón que sepamos estar a la altura de las circunstancias y ayudemos entre todos a superar esta situación, donde si hay que ponerle un límite al Gobierno, se lo tenemos que poner, pero poniendo el hombro y trabajando juntos”. 

Catalina Lonac

¿Cómo se produce azúcar y alcohol?

En Tucumán, a diferencia de lo que puede observarse en Jujuy (Ledesma) y Salta (Tabacal), el grueso de la caña que procesan los ingenios proviene de terceros, los popularmente conocidos como cañeros. En el caso particular del Grupo Los Balcanes, solo cerca del 20% de la caña que procesa provienen de campos propios y arrendados.

Catalina Rocchia Ferro, en diálogo exclusivo con Agrofy News, explica que el resto del volumen lo obtiene a través de 200 cañeros que tienen superficies que van desde las 500 hasta las 2000 hectáreas. “La mitad de la producción se genera a través de un servicio integral de siembra y cosecha que proveemos a los productores más chicos y un monto similar se obtiene mediante la caña puesta en canchón, es decir, los grandes productores que tienen su propia maquinaria e incluso hasta su flota de camiones y acercan su producción hasta el ingenio más cercano o con aquel que hayan alcanzado a sellar las mejores condiciones comerciales”, señala la empresaria, única hija que forma parte del día a día del negocio, entre los cinco herederos de este gigante fundado como tal en 1994. 

La zafra que comienza este fin de semana se extenderá por alrededor de 180 días, hasta incluso bien entrado noviembre, dinámica que se repite año tras año. “En el último ejercicio, cada tonelada de caña rindió mucho, es decir, se produjo mucha azúcar y alcohol. Ese es nuestro foco y para eso venimos renovando el organigrama, donde llegamos a bajar hasta 25 años la edad promedio de nuestros colaboradores sumando jóvenes profesionales y más mujeres con el objetivo de generar un espacio donde los trabajadores, incluso aquellos que solo participan por temporada, elijan quedarse”, afirma Rocchia Ferro y adelanta que en esta zafra, aspiran a repetir la performance del año pasado. 

El Grupo Los Balcanes destina el equivalente a un 60% de su producción a la transformación de alcohol en etanol aportando cerca de un 20% del corte de biocombustibles para las naftas dentro del esquema azucarero estimado en 600 millones de litros anuales. Un monto idéntico lo aportan las usinas que operan con maíz como su materia prima. Con respecto a la posibilidad de incrementar el corte obligatorio del 12%, la empresaria asegura, que será difícil lograrlo en el corto plazo, pero mientras crezca el parque automotor y el consumo de combustibles, el aporte de etanol a base de caña continuará incrementándose. 

“Estamos invirtiendo otros US$ 15 millones para sumar una segunda destilería con el fin de aumentar el volumen de etanol producido por día casi un 50%”, adelanta Rocchia Ferro que a la hora de ponerle un número a los fierros que llevan invertidos en La Florida y Luisiana admite que es complicado de precisar. “Muy en el aire te puedo decir que hemos desembolsado más de US$ 60 millones, a través de Biogénetica La Florida, la pata etanolera del grupo, pero lo cierto es que una cosa no se puede hacer sin la otra y todos los años, solo en los ingenios, invertimos entre cuatro y cinco dólares por tonelada de caña procesada en reparaciones para la puesta a punto de cara a la próxima zafra”, sentencia lo que se traduce en otros US$ 15 millones cada 12 meses. 

En la práctica, la producción de caña de azúcar, a diferencia de cultivos extensivos como la soja y el maíz que se cultivan cada campaña, se siembra cada cinco o seis años con un costo que puede estimarse en US$ 800 por hectárea. Sin embargo, todos los años, tras la zafra, la inversión en fertilizantes, principalmente urea granulada, demanda otros cientos de dólares que fluctúan tanto según las necesidades de reposición de nutrientes del suelo como sobre todo el costo que tiene ese insumo en el mercado local. “Es muy variable porque, de hecho, la tonelada de urea pasó de 500 a 900 dólares el último año”, afirma Rocchia Ferro y completa el proceso productivo: “Una vez cosechada, en el caso de los cañeros se les paga el equivalente al 58% del azúcar obtenido en el ingenio, eso es lo que se conoce como sistema de maquila”. Hoy, ese azúcar cotiza a razón de $3500 por cada bolsa de 50 kgs, es decir, unos US$ 350 la tonelada, si se contempla el tipo de cambio paralelo. 

Azúcar: la transformación de ingenio en usina

El ingenio La Florida, fundado en 1894 por Pedro G. Méndez, sufrió un extenso parate en tiempos de la última Dictadura y pasó a manos de la familia Rocchia Ferro-Lonac hace 28 años. Hoy, tiene la capacidad de moler el equivalente de caña de hasta 20 camiones por hora con un único trapiche. Solo esas cifras dan una dimensión acabada de lo que representa la industria pesada más antigua del país. 

Rocchia Ferro hija explica el paso a paso de la transformación de este ingenio en usina. “El bagazo, residuo que se obtiene al obtener azúcar, se quema en la caldera para alimentar la central eléctrica. Nosotros producimos azúcar blanco y crudo, pero con el jugo directo de la zafra se produce el alcohol hidratado que luego pasa a ser deshidratado. A su vez, la melaza que se genera en la producción se reserva en piletas para fermentar y destilar tiempo más tarde”, resume en dos líneas un proceso que en los hechos lleva meses. “En nuestro caso, destinamos el grueso de la producción a la provisión del corte nacional de etanol con las naftas, es decir, le vendemos a las petroleras donde YPF se queda con casi un 70% de la producción”, detalla la empresaria y afirma: “Somos como una petrolera de segundo grado, con barriles verdes”. En la práctica, casi la mitad del predio que ocupa el ingenio desde el siglo XIX, hoy, está cubierto por una extenso conjunto depósitos muy similares a los que se pueden observar linderos a las refinerías de crudo.   

Para Rocchia Ferro, el alcohol es un negocio rentable. “A mí me interesan tres cosas, poder pagar los sueldos, que ascienden a 1400 en época de zafra; poder pagar a diario los cheques y cumplir con los impuestos, a partir de ahí, se pueden tener “utilidades extraoirdinarias” y, hoy, están dadas las condiciones para que eso se suceda”, señala la empresaria que, a su vez, asegura que si bien puede haber discidencias jamás sintió que existe un lobby petrolero en contra del sector. “Entienden el esfuerzo que hacemos para producir”, completa.  

El desarrollo de una caña transgénica es otra de las apuestas de este grupo agroindustrial desde hace seis años. “Las nuevas variedades tendrán más fibras que generarán más bagazo y así podremos producir más energía y es donde debemos apuntar para incrementar la matriz energética renovable”, asegura en diálogo con Agrofy News. La Florida logró el autoabastecimiento energético y redujo su consumo de gas a cero, pero tiene el carpeta un proyecto que le permitirá proveer de energía a la red eléctrica. Con respecto a la caña transgénica, su uso comercial podría ver la luz el próximo año lo que supondrá un nuevo hito biotecnológico para el país. 

Temas en esta nota

Cargando...