Spa de vacas: la técnica de masajes para conseguir más leche

Una granja danesa que se aboca a la producción de leche orgánica desarrolló una particular técnica de extracción, basada en masajes a animales

Por
Spa de vacas: la técnica de masajes para conseguir más leche
01deJuliode2022a las11:25

La granja danesa Olmager Okologi Aps, ubicada en el oeste de Dinamarca, se especializa en la producción de leche orgánica con particulares métodos de extracción. Es que las 700 vacas que residen en este espacio son ordeñadas mediante tecnologías avanzadas que se basan, entre otros aspectos, en masajear a los animales para aumentar la producción. 

Masajes para vacas: bienestar animal

La granja, ubicada en la región danesa de Ringkøbing, es administrada por el matrimonio de Torben Dalsgaard y Lene Møller. El espacio –que desde 1998 se enfoca en la producción orgánica– cuenta con unas 2.000 hectáreas y, además de la producción de leche, se aboca al cultivo de cebada, avena y pastos. 

Las 700 vacas de la propiedad son de raza Holstein y tienen espacio, paja y un ambiente enriquecido en los corrales. En tanto, para la extracción de leche la granja dispone de una sala de ordeño mecanizada y digitalizada, un espacio que es una referencia en materia de gestión digital para el seguimiento y la toma de decisiones basadas en datos.

Ver también: Cómo se volvió Temple Grandin una referente mundial en bienestar animal: sus consejos para el manejo del rodeo

En este sentido, la granja dispone de máquinas que masajean a los animales y, además de aumentar su bienestar, eliminan insectos y otras posibles molestias. Al respecto, y en diálogo con Agrofy News Brasil, la administradora del lugar, Lene Møller, explicó: “Hemos observado durante años que los masajes, al igual que otros artículos de bienestar, aumentan la productividad”.

En tanto, los animales están divididos de la siguiente manera: vacas lactantes, terneros y vacas viejas. Estas últimas, cuando culminan su ciclo de producción de leche, son sacrificadas y su carne es vendida a cadenas de comida rápida. 

A su vez, los corrales tienen sensores que monitorean diferentes indicadores de los animales, y un software que clasifica el desempeño en relación con los productores de toda Dinamarca. En esta línea, Møller indicó: “Usamos estas herramientas diariamente para rastrear la producción y el bienestar de cada animal. Vigilar diversos factores como la temperatura de cada uno de ellos o su producción de leche. Ver el tablero de datos es la primera actividad de todos los días”. 

Temas en esta nota

Cargando...