Productores piden que mermen las importaciones porcinas

Por
20deJuliode2000a las08:42

Los menores ingresos de reproductores porcinos que muestra este año laedición de Palermo/2000 reflejan la severa crisis que soporta la actividad decría en el país, jaqueada por la falta de políticas acordes con lasnecesidades de los productores y el crecimiento de las importaciones de reses decerdos subsidiadas.

Durante el año pasado, las compras externas de carne porcina fresca ysubproductos rondaron el 50 por ciento, frente a la producción nacional,indicaron a DyN expositores que presentan ejemplares de las razas Duroc Jersey ySpotted Poland en la muestra rural de este año, un dato avalado por losestudios recientes realzados por la Asociación Argentina de Productores dePorcinos (AAPP).

El mismo presidente de la SRA, Enrique Crotto, admitió que la menorpresencia de reproductores de cerdos en la Exposición de este año "estádirectamente relacionada con la crisis que vive el sector", para la que nose avizoran soluciones en el corto plazo.

En ese contexto, los cabañeros destacan la calidad de los animales quetrajeron a la muestra ganadera, pero ponen de relieve el "esfuerzoeconómico" que significa para ellos permanecer en el predio y vaticinanque los precios, a la hora de los remates de los animales, "habrá que versi convienen para desprenderse" de los ejemplares que, por otra parte,muestran una importante mejora genética respecto de los que participaron en laúltima edición de Palermo.

Agregaron, además, que la preocupación en la actividad de cría es"creciente, como lo son las importaciones de reses porcinassubsidiadas", frente a la oferta global nacional del producto, así comoque esa actitud comercial "profundizó las pérdidas y la crisis derentabilidad" en el sector.

Desde la cartera agropecuaria nacional, en tanto, se aseguró que la AAPPcontinúa trabajando con los cuerpos técnicos de la Secretaría de Agricultura,con miras a buscar soluciones a la falta de ganancias que se está produciendoen la actividad desde hace más de una década.

Según datos de la AAPP, avalados por los productores, durante el año pasadoel consumo nacional de carne de cerdo y fiambres se ubicó en las 284.320toneladas, en tanto que la faena local rondó los 2,2 millones de cerdos,cifras, a la cual se descontó alrededor de un 20 por ciento de lechones, y seestimó la producción local en poco menos de 85 mil toneladas de carne.

El estudio subraya que a ese total hay que deducirle 32,4 mil toneladas, quecorresponden al consumo nacional de carne fresca porcina, estimado en unkilogramo, por habitante, por año, de modo que quedó para la industria unvolumen levemente superior a las 52 mil toneladas del producto.

Considerando la participación de carne porcina en la producción de fiambresy chacinados, de acuerdo a categorías y calidad, las evaluaciones de laAsociación revelan que durante 1999 se importaron casi 46 mil toneladas decarne de cerdo congelada, en un 70 por ciento procedentes de Brasil y el 30 porciento restante de otros destinos, donde también se protege con subvenciones ala cría y comercialización de cerdos.

En total, las importaciones de productos porcinos, incluyendo carnes yfiambres, se ubicaron en las 57.175 toneladas que, sumadas a la oferta local de52.177 toneladas, representaron un volumen de 109.352 toneladas.

Con esas cifras, del informe se desprende que la oferta nacional se ubicó enel 47,7 por ciento del total consumido en el país, mientras que el 52,3 porciento restante fue cubierto con importaciones subsidiadas, uno de los puntosmás conflictivos para los criadores nacionales, que reclaman decisionesurgentes de parte del Gobierno y la Cancillería argentina, para evitar que sesiga deteriorando la producción porcina local y, consecuentemente, ladesaparición de los porcicultores. (DyN)

Temas en esta nota

    Cargando...