Leche: crece el conflicto con Brasil

12deDiciembrede2000a las08:10

"Practican un proteccionismo burdo", dicen del ladoargentino;"No exploten a sus tamberos", contestan los brasileños

Un alza en el arancel brasileño para la importación de leche en polvodañaría a la mayoría de los productores argentinos

El país tiene 15 días para defenderse

SANPABLO.- El conflicto creado a partir de la decisión de Brasil de aplicarun sobrearancel a la leche en polvo importada continuó provocando revuelo ayertanto en la Argentina como del otro lado de la frontera.

"Brasil está practicando un proteccionismo burdo y si discutiéramos elcaso en la Organización Mundial de Comercio (OMC) ganaríamos confacilidad", dijo ayer a La Nación el presidente del Centro de la IndustriaLechera de la República Argentina, Ricardo James.

En la vereda de enfrente, el titular de la Asociación de Productores deLeche del Brasil, Jorge Rubez, replicó: "En dos años las empresasargentinas no lograron probar que no practicaron dumping. Lo que deberían haceres parar de explotar a los tamberos argentinos comprándoles la leche a unprecio miserable para venderla barata aquí".

El viernes último, el Departamento de Defensa Comercial brasileño (Decom)determinó que SanCor, Mastellone, Verónica, Williner, Milkaut y Molfinopracticaron dumping vendiendo leche en polvo casi 50% más barata que en laArgentina. Es el primer paso para aplicarle un arancel extra o sobretasa a laleche argentina de hasta el 46%, lo que le impediría a la mayoría de lasempresas exportar a Brasil.

"Vender más barato no es el problema; no se puede pretender que todoslos mercados tengan los mismos precios. Para que sea dumping, tienen que probarque nuestra leche está perjudicándolos", retrucó James.

Para Rubez, en cambio, no hay necesidad de probar daño porque éste "esobvio". "Si viene alguien a vender sus sobras de leche aquí a unprecio artificialmente barato perjudica a todo el sector lechero brasileño,porque está distorsionando el mercado. O nos fundimos o no nosdesarrollamos." Desde el viernes último, el gobierno brasileño no hablaoficialmente del tema, alegando que la cuestión es evaluada por el Departamentode Defensa Comercial. Pero surgirá en la cumbre de presidentes del Mercosur,pasado mañana, en Florianópolis.

Contra reloj

La Argentina tiene 15 días, a partir del viernes último, para probar que ladecisión del Decom es errónea. Según James, perjudicaría al 75% de los18.000 tamberos argentinos. Rubez respondió: "El Decom no está jugando.El dictamen servirá para que dejen de venir a perjudicar al mercado brasileño.No queremos perjudicar a los argentinos, que son hermanos. Son las empresas lasque tienen que dejar de hacerse las vivas, pagarles a los tamberos lo quecorresponde y vender aquí al precio que corresponde".

La decisión del Decom alcanza también a Uruguay (por supuesto dumping del26,2%), la Unión Europa (147,8%) y Nueva Zelanda (20,7%).

En la cámara de empresarios lecheros argentinos dicen que, considerando queen la Argentina se consumen 220 litros de leche per cápita por año, Brasilpodría consumir 35.200 millones de litros. Como en el socio mayor del Mercosurse producen sólo 21.000 millones, habría un espacio libre de casi 11.000millones de litros.

Desde aquí responden que la cuenta es engañosa porque se consumenlocalmente 130 litros de leche per cápita y no se pueden hacer las cuentas deun país con el consumo del otro. "Tenemos un déficit de apenas 2000millones de litros y hasta estamos con un exceso de leche", disparó Rubez.

La Argentina ya está peleando en la OMC una medida de salvaguardia aplicadapor Chile, que también le aplicó una sobretasa a la leche argentina por elmismo motivo que los brasileños.

Para James, en el fondo de la decisión está la necesidad de defender&quo

Temas en esta nota