Cinco provincias con alerta sanitaria por la aftosa

Por
10deOctubrede2002a las08:26

Esa situación de control antiaftósico ha permitido a la Argentina reingresar a más de 50 mercados mundiales demandantes de carnes nacionales, que habían suspendido sus importaciones del rubro cuando en el país se detectó el rebrote de la enfermedad, provocando quebrantos multimillonarios a toda la cadena cárnica comercial y la producción pecuaria local.

La medida fue adoptada por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), como actitud precautoria para preservar posibles contagios en los rodeos bovinos fronterizos a ese país y rige desde hoy por las razones explicadas. Además, la normativa oficial dispone suspender, desde hoy y en forma "preventiva", el ingreso al país, así como "importación o tránsito a terceros países" de "toda mercancía de origen agropecuario proveniente de Paraguay".

Asimismo, el organismo oficial resolvió adoptar, en las regiones fronterizas que pudieran ser consideradas "de riesgo", todas las medidas "extraordinarias de control y prevención" para evitar el ingreso, por cualquier medio, de agentes capaces de transportar enfermedades "vesiculares exóticas o de alto riesgo" para la ganadería argentina.

Entre las acciones a seguir, el SENASA precisó que se incluyen las de reforzar la dotación de personal en los puestos de control y áreas fronterizas de riesgo, intensificar controles físicos, documentarios (de identidad o de cargas comerciales), de los productos que podrán ingresar al territorio argentino. A esas medidas se agregarán la desinfección de vehículos, reforzar el control de pasajeros y equipajes, así como el tránsito de personas en las áreas definidas como "de riesgo".

Asimismo, el organismo sanitario precisó que la declaración de "alerta" en la región también obedece a la situación planteada por el gobierno del Brasil, desde donde se solicitó una auditoria técnica al Centro Panamericano de Fiebre Aftosa, que debería concretarse por los cuatro países integrantes del Mercosur, señala la Resolución 811/2002, difundida hoy con la firma del presidente del SENASA, Bernardo Cané.

Desde el ente se informó hoy que la auditoria solicitada aún no se realizó, así como que las actividades conjuntas, en el marco del Plan Hemisférico de Erradicación de la Aftosa, están "dificultadas", por lo cual es "necesario" adoptar criterios y medidas de vigilancia, además de controles de "máxima prevención y medidas extraordinarias", si la situación lo requiere.

La normativa oficial precisa que las medidas dispuestas por Argentina fueron notificadas hoy a la Comisión Nacional de Lucha Contra la Fiebre Aftosa (CONALFA), así como a los Organismos Internacionales que corresponde, como sería el de la Organización Internacional de Epizootias (OIE), a cuyas autoridades se comunica cualquier irregularidad, aún presunta, que suceda mientras el país espera recuperar, de parte de ese organismo, el rango de nación libre de aftosa, sin vacunación.

Temas en esta nota