Proyectan acueducto para ampliar la frontera ganadera

Por
25deOctubrede2002a las08:20

Las limitaciones por la salinidad de las aguas subterráneas impedían el desarrollo ganadero de la provincia de Río Negro en una zona de gran potencial de crecimiento y que por el momento espera la llegada de agua dulce para explotar mejor los recursos.

El área del proyecto, que abarca unas 310 mil hectáreas, ocupa el extremo este de la provincia de Río Negro, al sudeste de la ciudad de Viedma. La obra se extiende a lo largo del valle inferior del Río Negro, delimitada al norte por la ruta nacional Nº 3 y, al sur, por el litoral marítimo.

Evaluaciones

De los estudios realizados en la zona abarcada por este proyecto, se determinó que sólo 15 por ciento de las aguas subterráneas son consideradas satisfactorias para la cría de ganado, y el resto fue evaluada como poco o no apta para esa actividad.

El proyecto está orientado a beneficiar con el aporte de agua dulce apta para el consumo a una zona de alto potencial de secano en el norte de Río Negro.

Actualmente, en esa zona, el 14 por ciento de la superficie no está explotada por problemas de agua y en un 28 por ciento la explotación es utilizada en la mitad de su posibilidades por los mismos motivos.

La inversión es mixta, con la participación del Estado nacional, el Gobierno provincial y los productores de la región, que aportarán fondos en partes iguales para concretar un viejo sueño para la región.

El acueducto nació con el objetivo de revertir un proceso de subutilización de los campos de la región, que provoca la deserción de la población rural. El programa para volver más productivas estas tierras no sólo comprende el trazado de la obra y su red interna a cada campo, sino también toda la estructura necesaria para iniciar la reconversión de la región.

Vacas y ovejas

Los productores rionegrinos se proponen incrementar la actividad ganadera de la región con el aumento del stock de hacienda bovina y el mejoramiento de la producción de carne bovina y ovina a través de un aumento en la productividad y calidad del ganado a través de la creación de un fondo de inversión. Para ambos casos las perspectivas de crecimiento para los próximos años son alentadoras, más aún teniendo en cuanta que la zona es considerada a nivel mundial como libre de aftosa sin vacunación.

También la disposición de un frigorífico habilitado para exportar cortes a la Unión Europea y la cercanía del puerto de San Antonio Este son un incentivo importante para impulsar este proyecto.

Según las previsiones del proyecto, la provisión de agua de bajo contenido salino provocará un incremento del 25 por ciento en la región y un beneficio directo para el sector ganadero de 1,1 millón de pesos a partir del cuarto año de actividad.

Temas en esta nota