Argentina y Paraguay acuerdan lucha conjunta contra la aftosa

06deNoviembrede2002a las08:22

Los estados limítrofes mantienen cerrado, desde el 24 de septiembre pasado, el ingreso de animales, productos y subproductos paraguayos susceptibles de contagiar la fiebre aftosa. La existencia de la enfermedad en Paraguay fue confirmada el jueves pasado.

Argentina y Paraguay acordaron desarrollar acciones conjuntas contra la fiebre aftosa en la frontera binacional, mientras se acentua la solidaridad regional para superar la crisis sanitaria del vecino país que este fin de semana aplicó “rifle sanitario” a 700 bovinos.

“El acta acuerdo para trabajar conjuntamente en ambas fronteras” fue suscripta por el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Haroldo Lebed, y su par de Paraguay, Darío Baumgarten, en una ceremonia realizada en el Salón Gris de esa cartera, se informó.

“Principalmente se profundizará el trabajo en el área fronteriza de la provincia de Formosa”, manifestó Lebed al comentar los alcances del acuerdo.

Por su parte, el ministro de Agricultura y Ganadería de Brasil, Marcos Vinicus Pratiní de Moraes, ofreció este lunes al gobierno paraguayo “vacunas y personal técnico para conjurar el riesgo sanitario” en el vecino país.

Brasil mantiene cerrado, desde el 24 de setiembre pasado, el ingreso de animales, productos y subproductos paraguayos susceptibles de contagiar la fiebre aftosa.

La existencia de aftosa en Paraguyay fue confirmada el jueves pasado por el Centro Panamericano de la Fiebre Aftosa (Panaftosa) un ente sanitario multinacional integrado por los países de la Cuenca del Plata.

Simultáneamente, desde Asunción el presidente del Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senacsa), Gerardo Bogado Ayala, informó que este fin de semana se aplicó el “sacrificio sanitario” a 700 animales del área donde se registró el foco aftósico. El operativo sanitario se cumplió en el establecimiento San Francisco, de la localidad de Corpus Christi, en el departamento de Canindeyú, a 600 kilómetros de la capital paraguaya en la frontera seca con Brasil.

PROPONEN MINICUMBRE. También el presidente de Paraguay, Luis González Macchi, ordenó a su canciller, José Antonio Moreno Ruffinelli, que gestione una minicumbre del Mercosur para analizar el problema de la fiebre aftosa que hoy afecta a la ganadería paraguaya pero que amenaza a los países de la región, productores y exportadores de carne vacuna.

Como consecuencia del acta firmada el lunes en la SAGPyA, Argentina autorizó el regreso a Paraguay, a través del territorio nacional, por las misma rutas y en las mismas condiciones pactadas para el trayecto de ida, de los cinco camiones cargados con carne paraguaya detenidos en la localidad chilena de Los Andes.

Los vehículos ingresaron desde Paraguay a fines de octubre pasado y atravesaron el territorio argentino transportando un cargamento de carne con destino a Chile, pero las autoridades sanitarias trasandinas los detuvieron en un pueblo fronterizo de ese país a la espera de los resultados de los análisis del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa).

RECHAZO CHILENO. Cuando el organismo multinacional certificó la existencia de aftosa en Paraguay, los sanitaristas chilenos transformaron el rechazo provisorio en permanente y cerraron el paso a los camiones paraguayos que ahora deberán retornar a su país a través de Argentina.

La carne paraguaya había ganado espacio en el mercado doméstico chileno favorecida por la ausencia del producto argentino que tenía el acceso prohibido por aftosa y en los primeros cinco meses de 2002 sus ventas a Chile sumaron más de 23 millones de dólares.

Lebed ratificó el “enfoque regional” ante la crisis paraguaya en “los programas de prevención, control y erradicación de la fiebre aftosa, sumando esfuerzos entre los organismos competentes de los países del Mercosur más Boliva y Chile”.

Temas en esta nota