La región decidió hacer cambios en lucha contra la fiebre aftosa

Por
18deNoviembrede2002a las08:21

El insuceso acaecido en la frontera de Paraguay con Brasil, que aún no se sabe si fue aftosa o no, obligó a variar

Conscientes de esas necesidades, los directores de Sanidad Animal pertenecientes a los servicios veterinarios de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia (Chile justificó su ausencia), analizaron el Plan de Acción, donde se presentan los cambios en la estrategia de batalla.

Durante tres días, en Buenos Aires, los jerarcas conformaron la reunión del Comité Técnico de Fiebre Aftosa del Convenio para la erradicación de la enfermedad en la Cuenca del Plata.

La agenda tenía varios puntos no menos importantes, como el análisis de las medidas adoptadas por Brasil y Paraguay tras el episodio registrado en un establecimiento paraguayo en Canindeyú, y las propuestas que cada país presentará a fin de mes ante la OIE, para acortar el plazo y recuperar el camino luego de haberse reinfestado.

CODO A CODO. El área de Mato Grosso del Sur no integra el Convenio para la Erradicación de la Aftosa en la Cuenca del Plata, por eso Brasil quiere seguir resolviendo el insuceso registrado con Paraguay en forma bilateral.

Aunque para muchos países el problema está lejos, de rebote los afecta y, de las discusiones, surgieron logros importantes. Entre ellos, la mayor innovación es la creación de un grupo de trabajo que actuará en la frontera seca entre ambos países (el departamento de Canindeyú con Mato Grosso del Sur).

"Estará conformado por dos profesionales de los Servicios Veterinarios de Paraguay (Senacsa), uno del Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil, otro por Mato Grosso, así como por delegados del sector privado de cada uno de los países", explicó el uruguayo Dr. Francisco Muzio, coordinador del Convenio Cuenca del Plata.

Coordinado por el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa), el grupo deberá hacer un trabajo importante, como "caracterizar y catastrar los establecimientos de la zona problema, establecer los predios de riesgo (aquellos que no cumplen con las reglamentaciones o lo hacen mal), y caracterizar los movimientos de ganado", explicó.

DUDAS. Todavía no se sabe si hubo o no foco de fiebre aftosa en Canindeyú, porque la denuncia se hizo 30 días después de registrados los hechos. Sí se comprobó actividad viral en los animales del establecimiento, a través del aislamiento de virus de tipo O en los raspajes esofágicos analizados por el Panaftosa. Para disipar dudas, el Senacsa de Paraguay remitirá nuevas muestras tomadas de los 719 animales del establecimiento problema, antes de que fueran sacrificados y enterrados.

Por otro lado, como Mato Grosso no integra el Convenio, la región no puede obligarlo que se someta a una auditoría técnica. Por eso, la salida pasó por la formación del grupo de trabajo que, sin buscar culpables, actúe para que no se vuelvan a dar hechos como los registrados.

ESTRATEGIAS. En cuanto a la creación de micro regiones para combatir mejor la enfermedad, presentada por el Panaftosa en el marco del Plan de Acción, tienen varias ventajas. "El cambio deberá ser refrendado por los países al más alto nivel, pero ya en el accionar del año que viene hay varias actividades que están apuntando a esa línea", explicó el Dr. Muzio a El País.

A su criterio, las ventajas que otorgaría la nueva metodología son claras. "Son ecosistemas diferentes, hay características de suelo y de climas bien distintas e incluso una comercialización de animales bien diferenciada". Eso hace que, "para que los avances en sanidad sean firmes, tengan que hacerse por micro regiones y que se trabaje integradamente".

Temas en esta nota

    Load More