Estados Unidos reabre su mercado a carne uruguaya

El vecino país recuperó status sanitario tras la crisis de la aftosa

Por
29deMayode2003a las08:16

Estados Unidos autorizó a partir de hoy el ingreso de carnes uruguayas tras dos años de cierre de sus fronteras debido a la epidemia de aftosa que afectó al rodeo del vecino país. El anuncio fue realizado por el embajador estadounidense en Montevideo, Martín Silverstein, en una reunión en la que participó el presidente uruguayo, Jorge Batlle, quien consideró «un gran logro» la reapertura de ese mercado norteamericano.

La medida tendrá «enorme importancia» para Uruguay, agregó el jefe de Estado.

La decisión estadounidense de permitir el ingreso de carnes frescas sin hueso, enfriadas y maduradas «coloca a Uruguay en el camino del crecimiento de la producción agropecuaria y la economía», afirmó Batlle, quien indicó que «ahora se podrán alcanzar otros objetivos».

• Ventas

La exportación de carne constituye la principal vía de generación de divisas del país. Antes de suspenderse las compras, Estados Unidos adquiría una cuota de 20.000 toneladas anuales a Uruguay.

Silverstein dijo que el presidente estadounidense, George W. Bush, espera que la decisión de su gobierno «juegue un papel clave en la mejoría económica de Uruguay».

El país del Norte era el principal comprador de carnes uruguayas antes de que en abril de 2001 se iniciara la epidemia de fiebre aftosa en el ganado. Debido a la epidemia, Uruguay perdió el status de «país libre de fiebre aftosa sin vacunación», y la semana pasada la Organización Internacional de Epizootias (OIE), seis meses antes de lo previsto, le devolvió la condición de «país libre de fiebre aftosa con vacunación».

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Gonzalo González, afirmó que la decisión del gobierno estadounidense y de la OIE es el resultado del «trabajo y la credibilidad internacional que generó Uruguay».

• Transparencia

«El país dijo al mundo las buenas y las malas noticias (cuando la epidemia de aftosa), y detalló todo lo que estaba haciendo para superar los momentos críticos», destacó.

Esa actitud «es el tesoro que amasamos en dos años de desgracia», y ahora «nos sirve de impulso para conquistar otros mercados», agregó.

Batlle estimó que Uruguay perdió 1.000 millones de dólares como consecuencia de la epidemia de fiebre aftosa en el ganado. En el primer cuatrimestre de 2003, las exportaciones de carne de Uruguay crecieron 11 por ciento en relación con igual lapso de 2002, y totalizaron 106.640 toneladas con un ingreso de 129 millones de dólares.

Al comentar esta decisión, el presidente de la Federación Rural, Roberto Uriarte la calificó de «buena noticia», tanto para los ganaderos como para todo el país».

La reapertura del mercado «tonificará los precios de las carnes uruguayas, y sobre todo el ánimo de los productores, muy golpeado en los últimos tiempos», agregó.

Temas en esta nota