Inspección norteamericana destacó la estructura de los frigoríficos

Buscando recuperar el mercado de los EE.UU. perdido en el 2001 por la aftosa, inspectores de ese país han destacado las fuertes tareas de control y presentarán un informe positivo para apurar la normalización de las ventas.

Por
10deNoviembrede2003a las07:38

Expertos estadounidenses evaluaron en forma positiva a los frigoríficos habilitados por las autoridades argentinas para exportar carnes procesadas a EEUU.

"Nos vamos con una imagen muy positiva de la estructura que tiene el Senasa para preservar la inocuidad de los alimentos. Los felicito y les agradezco mucho su trabajo, que será transmitido a nuestros superiores en Washington", dijo Gary Stefan, jefe de la misión del Servicio de Higiene en Inspección de Alimentos (Fsis).

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) apuntó que en unas tres semanas se conocerá el resultado de la auditoría que incluirá la decisión de Estados Unidos en relación al prelistado de los frigoríficos que podrán seguir exportando.

Los estadounidenses destacaron que tanto el programa de residuos de la Argentina como el cumplimiento de la normativa para escherichia coli, salmonella y listeria monositógenes "se están desarrollando y cumpliendo sin inconvenientes".

La misión, que se encuentra en el país desde el 10 de octubre pasado, inspeccionó los 24 establecimientos habilitados para exportar a Estados Unidos y los laboratorios que realizan los análisis de residuos de los productos que tienen por destino a ese país.

Entre enero y septiembre de 2003, la exportación de carnes procesadas argentinas a Estados Unidos sumó 15.223 toneladas por un valor de 40.169.000 dólares.

La exportación de carne fresca a Estados Unidos se encuentra suspendida desde marzo de 2001 cuando la Argentina reconoció varios focos de aftosa en su territorio.

Por último, el Senasa informó que Estados Unidos enviará en diciembre una delegación de la Aphis -la agencia encargada de la sanidad animal- para el reconocimiento de la Patagonia como zona libre de aftosa sin vacunación.

En tanto, continúa sin fecha el envío de una inspección para analizar la situación de la aftosa en el resto del país, luego de que el mes pasado se suspendió la que estaba programada como consecuencia de la nueva aparición de la enfermedad en la ciudad salteña de Tartagal.

Temas en esta nota