Brasil aumentaría sus exportaciones de carne hasta un 20 por ciento

La previsión parte de fuentes empresariales y oficiales que se sustentan en la aparición del primer caso de la enfermedad de la vaca loca en los EE.UU.

Por
29deDiciembrede2003a las08:29

Brasil confía en aumentar hasta en un 20 por ciento sus exportaciones de carne debido a la aparición del primer caso de la enfermedad de la vaca loca en Estados Unidos, informaron hoy fuentes empresariales y oficiales.

"Es una situación dramática para Estados Unidos. Y una pena que haya ocurrido, pero esto puede abrir mercados para Brasil", dijo el ministro de Agricultura, Roberto Rodrigues, al informativo de televisión Globonews.

El caso encefalopatía espongiforme bovina (EEB) o enfermedad de las "vacas locas" descubierto en el estado de Washington también puede potenciar las ventas brasileñas de pollo y cerdo, sostuvo el ministro Rodrigues.

La Asociación Brasileña de las Industrias Exportadoras de Carne (Abiec) calcula que los negocios crecerán entre un 15 y un 20 por ciento en 2004 y la carne exportada pasará de 1,3 millones a 1,6 millones de toneladas.

Para el gobierno brasileño, Japón y Corea del Sur, que compran cerca del 60 por ciento de toda la carne bovina producida por Estados Unidos, pueden interesarse por Brasil, que en la actualidad es el principal exportador de carne bovina del mundo.

Tanto las autoridades como la industria cárnica de Brasil indicaron al mismo tiempo que el país debe prepararse para el previsible aumento de los controles y medidas preventivas que van a tomar los países importadores después del caso de Estados Unidos.

El presidente de la Asociación Rural Brasileña, Joao Sampaio, se pronunció hoy en favor de medidas urgentes para extremar la defensa sanitaria del rebaño del país.

"Nunca se aplicó tan poco en el sector", lamentó Sampaio al recordar que en 2003 el gobierno destinó 12 millones de reales (unos cuatro millones de dólares) de un presupuesto de 80 millones de reales (alrededor de 26,6 millones de dólares) para medidas sanitarias.

El gobierno brasileño suspendió el 24 de diciembre por tiempo indeterminado la importación de ganado y carne bovina de Estados Unidos.

Además de la prohibición de la compra de reses bovinas, la medida se extiende a la negociación de embriones vivos.

Los productos de este naturaleza que lleguen a Brasil provenientes de Estados Unidos serán devueltos o destruidos, determinó el Ministerio de Agricultura.

Temas en esta nota