Anuncian mejoras en el sistema de trazabilidad

Carlos Pujol, presidente de la Cámara Argentina de Consignatarios de Ganado, conversó con Infocampo TV sobre los avances que prevé la Argentina para la identificación del ganado.

30deDiciembrede2004a las09:05

En el año 2003, se creó la Comisión Nacional Asesora de Trazabilidad, a fines de lograr la construcción de un modelo que respondiera "a las necesidades comerciales, epidemiológicas y de propiedad locales, como así también a las exigencias de los más rigurosos estándares internacionales”.

El presidente de la Cámara Argentina de Consignatarios de Ganado, Carlos Pujol, expuso que, en el marco de esta comisión, se ha trabajado intensamente durante todo este año, para alcanzar el objetivo establecido. Confirmó que el 23 de Diciembre se firmó un acuerdo entre la Secretaría de Agricultura, el SENASA y entidades privadas, que trata sobre cómo seguir avanzando con el tema de la trazabilidad.

Para Pujol, lo más destacado del acuerdo es que se postergó para el 2006 la identificación de los terneros en la etapa productiva del destete, lo que estaba previsto originalmente para principios de abril de 2005. “Ese es el dato más importante”, agregó, “porque luego de las gestiones se comprendió la necesidad de una postergación para que pueda ser efectiva la medida”. De esta manera, informó que durante el año próximo se podrán efectivizar algunos cambios que habían sido propuestos por las entidades comprometidas con el tema. “Fuimos 9 entidades las que trabajamos fuertemente con esto y codo a codo con la Secretaría y el SENASA”, expresó.

Por otro lado, expuso que se harán modificaciones sobre el sistema de trazabilidad que se emplea actualmente. Así, se implantará el uso de la doble caravana, que solucionaría el problema que se le presenta al productor con la pérdida de una caravana y la consecuente disminución del valor del animal. Se implementará un sistema de doble caravana, en el cual se identificará una de las caravanas como botón, que es la que mayor certeza proveerá; y a la otra caravana, más tradicional, se le incorporará como posibilidad, el código de barras. Esto permitirá que los poseedores de tecnología avanzada puedan realizar “una lectura mucho más práctica, ágil, y sin tanto daño en el movimiento de la hacienda”.

Pujol expuso que otro aspecto importante con respecto a los remates ferias, es que se podrán “subdividir las tropas”. Hasta el momento, la hacienda de invernada destinada a la comunidad europea, llegaba a los remates feria “como una tropa indivisible”, explicó. “Así, perjudicaba no solamente a la comercialización sino al valor que podía obtenerse por esa hacienda, cuando dentro del lote había hacienda de inferior calidad o con alguna característica que no comprendía la homogeneidad del lote”. Observó que, afortunadamente, esto se ha comprendido como una necesidad y se ha modificado.

Asimismo, Pujol sostuvo que el hecho más destacado es la promesa de que se trabajará firmemente para alcanzar la informatización de SENASA. “Sin esa informatización, todo lo que nosotros quisiéramos hacer con buena voluntad sobre trazabilidad sería imposible de implementar”, consideró. Comunicó que se está trabajando sobre este tema y que, durante el 2004, se tratará de construir una base de datos uniforme para todo el país, en la cual se puedan establecer en tiempo real los movimientos de hacienda, algo que es realmente necesario para que la trazabilidad sea eficaz.

El problema que adelantó Pujol, es que aún falta conseguir la financiación necesaria para llevar adelante los proyectos. “Lo están pidiendo todos los productores y quizás las entidades no lo hicimos con la suficiente energía”, sostuvo Pujol respecto al dinero requerido. “Creo que es una deuda pendiente, y ahora que hemos encarrilado un poco todo este proceso, debemos dar un empuje muy fuerte para que Economía entienda que SENASA ti

Temas en esta nota

    Cargando...