Lácteos, frente al día 91

Mañana se cumplirán los 90 días desde que se incrementaron los derechos a la exportación (10 % para los quesos y 15 % para la leche en polvo).

25deOctubrede2005a las08:17

Mañana se cumplirán los 90 días desde que se incrementaron los derechos a la exportación (10 % para los quesos y 15 % para la leche en polvo). Las entidades del sector tienen previsto volver a la carga para que el Gobierno deje sin efecto en forma anticipada el ajuste y se fije un calendario de eliminación.

La pasada semana, en Santa Fe, durante una reunión del Consejo Provincial de Lechería —convocado para analizar la “redistribución” de fondos por los derechos de exportación—, surgió la propuesta de elevar un nuevo reclamo al Gobierno nacional consensuado entre las provincias, los productores y la industria.

La gestión no será sencilla porque desde Economía ya se desalentó la expectativa de activar la cláusula de revisión contenida en la resolución 406/2005. Si bien la suba de las retenciones tiene una vigencia de 180 días —se cumplirán a fines de enero de 2006—, Economía aceptó en el texto de la norma evaluar una posible corrección, cumplida la mitad del plazo, en función de la evolución de los precios internacionales.

Si se computa sólo esta variable, el Gobierno tendría razones a su favor para no producir cambios de inmediato. En el período enero-agosto las exportaciones totalizaron cerca de 400 millones de dólares con un promedio de 2.172 dólares la tonelada, el más alto de los últimos cuatro años, según datos de la Sagpya.

A nivel internacional hay alguna expectativa de baja, pero no pasa de allí según los analistas, debido a que se está recomponiendo la producción luego de un ciclo con exceso de calor y sequía (crece la producción de Australia, Nueva Zelanda también está produciendo bien y Europa está con stocks normales).

Sobre la mesa, sin embargo, se lanzan otras variables. “Con el ajuste de las retenciones, los quesos han dejado de ser competitivos, dado que están por debajo del punto de equilibrio en su tipo de cambio para la exportación. Desde la devaluación, los precios mayoristas ajustaron 260 % y el dólar con retenciones quedó en 240 %”, indica Manuel Ocampo, de la Asociación de Productores de Leche (APL).

Otra discusión está enfocada sobre la evolución de los precios al productor y al consumidor.

“El Gobierno dice que no va a adelantar ninguna rebaja de las retenciones porque el mecanismo sirvió para tener contenidos los precios internos, pero lo que ha ocurrido en realidad es que subieron los precios al consumidor y están bajando los valores en tranquera de tambo”, analizaron en la mesa de lechería de CRA.

El índice de precios al consumidor marcó en septiembre una baja de valores en los quesos pero ésta se combinó con importantes subas en yogures y una posición estable de la leche fluida.

En tanto, los precios al productor tuvieron algún recorte, pero éste resultó inferior a lo que pretendían sectores de la industria. Esto debido a que se sostuvo la demanda y la puja en la originación de leche y una situación climática desfavorable, con déficit de agua en el inicio de la primavera que está recortando los indicadores productivos de los tambos y también las perspectivas de contar hacia adelante con buenas reservas forrajeras.

“Los accidentes climáticos lo único que hacen es agravar el costo de la cadena. Si no podemos hacer reservas suficientes, habrá que salir el año que viene a comprar granos y esto significa mayores costos”, advierten los productores.

Según el enfoque de la APL, el ajuste de los derechos de exportación ha significado “una pésima señal” para la evolución de las inversiones y frena la posibilidad de transformar 100 dólares de maíz en 750 dólares en queso exportado, con valor agregado y aplicación de mano de obra.

Si en las próximas horas se confirma que no habrá cambios e

Temas en esta nota