Todo va al consumo interno - Por Ignacio Iriarte (*)

Se registra la oferta de carne almacenada que, a esta altura, se sabe que ya no se exportará y que los frigoríficos están volcando al circuito doméstico.Frigoríficos y carniceros disfrutan de una brecha importante –como nunca en lo que va de la década– entre la cotización de la hacienda y el precio al público.

Por
18deJuliode2008a las07:20

La oferta todavía es alta, con mucha carne en cámara y sobrantes de exportación en oferta en los supermercados.

Con márgenes inusualmente generosos, matarifes, frigoríficos y carniceros disfrutan, después de 100 días de sufrimiento, de una brecha importante –como nunca en lo que va de la década– entre precios al productor y precios al público.

Se registra la oferta de mucha carne almacenada que, a esta altura, se sabe que ya no se exportará y de muchas medias reses de novillo bueno, pesado, sin R&L (rump and loin), a 5,20/5,50 pesos por kilo en gancho, que los exportadores venden al consumo aprovechando el circuito de comercialización y abastecimiento que trabaja tradicionalmente medias reses.

Dos mercados. Si bien la oferta de ganado es abundante ya empieza a insinuarse la existencia de dos mercados: uno de hacienda liviana de consumo (ternero, vaquillona, novillito), que abastecen los feedlots, llenos como nunca, y otro compuesto por novillos livianos de campo (suplementados) tipo supermercado, novillos pesados y vacas gordas, cuya oferta se supone comenzará a escasear a partir de agosto.

Toda la cadena de la carne, desde los criadores hasta los frigoríficos, desde los consignatarios y ferieros hasta los abastecedores y transportistas, han pagado un altísimo costo por la protesta agropecuaria. Como dijo un dirigente rural, "las vacas no se pueden guardar en un silo bolsa".

Leemos en una revista regional: "Los problemas de la ganadería existen hace más de tres años, pero la movilización masiva no vino hasta que no le pegaron al hermano mayor: la agricultura. Se habla de retenciones, de grano y hasta de leche, pero en ninguna de las mesas de negociación se está hablando de ganadería. A favor de la confusión generada por el conflicto, funcionarios de segunda línea se están haciendo una fiesta con el mercado ganadero, y va a costar mucho arreglar el desastre que han hecho en los últimos 100 días".

Exportaciones. Unas 50 plantas habilitadas para vender al exterior faenaron en 2007 con destino a exportación unos 2,7 millones de novillos y novillitos y unos 1,2 millón de vacas y vaquillonas, las cuales habrían rendido unas 950 toneladas de carne en gancho.

Si tenemos en cuenta el ROE rojo y el encaje obligatorio del 75 por ciento, que determina que en la práctica se pueden exportar sólo 25 kilos de cada 100 kilos que se faenan, y aún teniendo en cuenta las excepciones a dicha regla (carne termoprocesada), puede estimarse que las ventas al exterior con el actual sistema de limitaciones y chicanas no deberían superar las 300 mil toneladas, o sea un 9 por ciento de la producción total de carne.

(*) Analista del mercado ganadero y de carnes.

Temas en esta nota

    Cargando...