Los tamberos aguardan recibir las compensaciones acordadas

Ingresarán a la cuenca láctea más importante de América Latina entre 170 y 200 millones de dólares. Auspician un diálogo y auguran que no será necesario importar leche.

Por
11deAgostode2008a las07:54

Los tamberos de la cuenca lechera santafesina, parte de la principal cuenca láctea de América Latina, comenzarán a recibir las compensaciones pactadas con las autoridades del gobierno nacional en julio último, según anunció el presidente de la Mesa de Productores de Leche de la provincia, Roberto Socín.

Para el sector significará una inyección importante de dinero ya que el monto dispuesto para toda la cuenca, que integran también las provincias de Córdoba y Entre Ríos, es de 170 a 200 millones de dólares por año, apuntó el dirigente.

Socín, no obstante reconocer la mejora que tendrá el tambero, “debe generar un puente para poder establecer un precio superior y comenzar a encarar cambios profundos y estructurales en la lechería argentina”.

El convenio firmado el 2 de julio, en pleno conflicto con el agro por las retenciones móviles, estableció que las empresas que procesan la materia prima elevarán de $0,85 a $0,945 pesos el litro de leche que abona al productor, y que el gobierno nacional aportaría una compensación surgida de fondos del sector, para alcanzar $1,05 pesos”.

“Esto representa una mejora sustancial, además de generar un puente para poder escalonar hacia un precio superior. Esto tiene un impacto redistributivo hacia nuestra provincia”, añadió.
Socín agregó que “vemos una posibilidad cierta para construir un nexo importante”, aunque puso de relieve que los cambios en la lechería tienen que ser “profundos y estructurales”.

Diálogo

El dirigente tambero insistió en señalar que “esto genera un espacio de diálogo más tranquilo. Hay saldos exportables, más ahora que estamos arribando a la primavera, con un excedente sobre la demanda interna. Estamos tratando que esta salida sea ordenada y equilibrada, para que no se adopten luego medidas restrictivas”, apuntó.

No obstante, remarcó, “necesitamos reglas más claras. Desde marzo 2002 estamos luchando para que el negocio del sector tenga incertidumbre. Los intereses económicos de la cadena inmediata superior han demorado el tratamiento de estos temas”, subrayó.

Con respecto a los precios que reciben los productores, afirmó que tienen que ser “acordes y sustentables para que puedan competir con el uso de recurso suelo. Esta es la variante más importante para continuar manteniendo las explotaciones del tambo en actividad”, indicó.

Ante una consulta, Socín consideró que “el acuerdo representa una mejora sustancial de entre el 25 y el 30 por ciento, en un lapso tan corto de entre 30 y 60 días, y es un paso sustancial hacia la obtención de un precio superior en un futuro mediato”.

Dijo más adelante, que se acordó que desde la Nación se remitirán las compensaciones a las empresas del sector, para éstas trasladen luego el beneficio en forma directa con la liquidación al productor, supliendo de esta manera el sistema de clave bancaria que produjo una fuerte oposición de los tamberos de la Pampa Húmeda.

Temas en esta nota

    Cargando...