Brusca caída en el stock de vacunos durante 2008

En Buenos Aires, la principal provincia ganadera, hay 1 millón de vacas menos.

Por
08deSeptiembrede2008a las07:49

La cantidad de vacunos en Buenos Aires descendió bruscamente casi 5% en un año, de acuerdo con datos oficiales. Hay, en resumen, 1 millón de animales menos que en 2007 en la principal provincia ganadera del país. El dato debería servir para encender luces de alarma en el tablero de la política agropecuaria. Pero a contramano de la evidencia, el Gobierno Nacional prefiere hablar de récords productivos.

La ONCCA (Oficina de Control Comercial Agropecuario), en rigor, acaba de dar cuenta de que la producción de carne de julio fue la más alta del año, al llegar a 294 mil toneladas y superar en 4,1% la marca del año anterior. Se mataron, según el organismo, 1.339.649 cabezas, de las cuales nada menos que 49,3% eran hembras. Semejante porcentaje habla a las claras de una pronunciada fase de liquidación ganadera. Lo normal es que las vacas no superen 41%/42% de la faena. Y que los mejores ejemplares se preservan para seguir produciendo terneros.

En este contexto cobra mucho valor el dato aportado por el Ministerio de Producción bonaerense, que conduce Débora Giorgi, en base a los registros de vacunación contra la fiebre aftosa. Y es que la liquidación de stocks por parte de los ganaderos parece ser más pronunciada en el principal enclave que tiene la actividad. El subsecretario de Asuntos Agrarios, Fernando Vilella, reveló que del millón de animales perdidos "unos 680.000 (el 68%) pertenecen a las categorías vaca y vaquillona".

La formulación de una política ganadera para enfrentar este proceso de achicamiento ganadero por el desaliento que reina entre los productores --que se combina con otro fenómeno más estructural, de corrimiento de la actividad hacia zonas marginales debido al avance de la agricultura--. es uno de los grandes reclamos de las entidades rurales a la Secretaría de Agricultura. Ayer, el titular del sindicato de trabajadores rurales, la UATRE, Gerónimo Venegas, sumó su voz a ese pedido. Advirtió que "si el Estado no tiene una política agropecuaria, la carne va a valer 100 pesos el año que viene".

En el corazón de las críticas de los productores aparece la política de control de precios internos de la carne que aplican la ONCCA y la Secretaría de Comercio Interior por vía de las restricciones a la exportación. Los valores del ganado prácticamente están congelados desde 2006. Mientras, el consumo de carne sigue en aumento, fomentado por los bajos precios relativos del producto frente a otros alimentos.

 Por Matías Longoni.

Temas en esta nota

    Cargando...