Pelea con Agricultura por los lácteos

Carlos Cheppi, jefe del área, quiere liberar los precios, pero enfrenta la negativa de Moreno.

22deSeptiembrede2008a las07:30

No hay suerte para los productores tamberos. Cuando faltan menos de diez días para el vencimiento de la prórroga del último acuerdo con el Gobierno, para la producción láctea se complican las posibilidades de un entendimiento, y no precisamente porque se niegue. El problema está en otro lado y pone otra vez en escena al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Mientras la Secretaría de Agricultura, a cargo de Carlos Cheppi, quiere "aflojar" un poco los controles con el fin de que el mercado se vaya "sincerando", Moreno se opone a cualquier cambio.

Pese a que en el último mes Cheppi logró tomar el control de las exportaciones y consiguió liberar más de 250 permisos de embarques de quesos y leche en polvo frenados por Comercio Interior, Moreno siempre retuvo el control del mercado interno, al que se destina el 80% de la producción de leche, y se mantiene firme en su posición.

Todo sucede en momentos en que se agrava la crisis lechera. En rigor, en las últimas tres semanas dejaron de funcionar cuatro pymes lácteas en Santa Fe (en la Argentina hay 200 pymes que procesan más de 10.000 litros diarios y otras 800 micropymes por debajo de esa cifra), se pronostican más cierres en los próximos 45 días y los empresarios ya avisaron que no pueden sostener el precio de 94,5 centavos por litro que se comprometieron a pagar en el último acuerdo. El Estado también tiene dificultades para pagar un subsidio que representa $ 70 millones por mes cuando recauda 10 millones por las exportaciones.

Además, hay industrias buscando desdoblar pagos. De hecho, 18 de las principales industrias acaban de informar que pagaron 92 centavos en promedio, por debajo de lo pactado con el Gobierno.

"Agricultura cree que hay que ir aflojando un poco con el control para que no se agrave la crisis y el tema de los subsidios, pero Moreno sigue pensando lo contrario", comentó a LA NACION una fuente del sector. "Moreno le marca la cancha a Cheppi con el mercado interno, donde controla los precios", añadió otra fuente. Según informó, todavía no hubo un choque fuerte entre Cheppi y Moreno por esta diferencia, pero señaló que la cartera agrícola estaría convencida de que la lechería puede tener serios problemas en el cortísimo plazo.

En este contexto, según la fuente, en esa área elaboraron diferentes propuestas para solucionar el problema del sector, pero chocarían con serias dificultades para una salida definitiva. "En Agricultura están pensando en varias alternativas, pero ninguna resuelve el problema, y además Moreno no acepta cambios", señaló. La fuente se refería a varias cosas. En primer lugar, los precios internacionales para la leche en polvo bajaron de un plumazo de US$ 5000 a menos de 3000, algo que les quitó competitividad a las empresas, y ocurrió en medio del freno a las exportaciones por parte de Moreno. Pero, además, hoy hay sobrestock de productos que, en quesos, representa un 45% más que el año pasado, y en leche en polvo, casi 600% más.

Por esas razones, los industriales se excusan de no poder pagar más de 84 centavos el litro, 10 centavos menos de lo que deberían abonar por el último acuerdo. "No podemos aumentar los precios, y encima nos deben compensaciones desde diciembre del año pasado. Por otra parte, siguen las complicaciones para exportar; el trámite para obtener un permiso lleva treinta días, y en este contexto de bajas de precios los compradores quieren renegociar los contratos cuando se obtiene el permiso", graficó un industrial.

Con el trasfondo del cortocircuito entre Agricultura y Comercio Interior, y preocupados porque no hay una nueva convocatoria a pocos días del vencimiento del acuerdo, los tamberos decidieron enviarle una carta a Cheppi para reclamar la devolución del fondo compensador (unos US$ 158 millones), ped

Temas en esta nota

    Cargando...