¿Cuándo se reducirá la oferta ganadera? - Por Ignacio Iriarte (*)

Hoy los terneros disponibles son absorbidos por los “feedlots“ más grandes, que siguen reponiendo casi todo lo que venden. La merma de ganando gordo vendrá cuando el agotamiento de las existencias a pasto se combine con la disminución de la oferta.

Por
21deAgostode2009a las06:53

La mayoría de los operadores (y nosotros mismos) sigue pensando que eso sucederá cuando la oferta récord de hacienda de feedlot empiece a disminuir, cosa que todos creen que comenzará a suceder a partir de octubre. Todos se basan en que la oferta de invernada se redujo muchísimo y en que desde hace unas semanas los feedlots venden más de lo que reponen.

Ahora bien, cuando consultamos a los feedlots más grandes, estos expresan casi con unanimidad que, pese a los altos precios de la invernada y a su escasez relativa, todavía están trabajando a full y están reponiendo, prácticamente, todo lo que venden. Debe recordarse que unos 50 de ellos (todos cobran subsidios), encierran unas 650 mil cabezas por ciclo, cobrarían cerca del 50 por ciento de las compensaciones y que la mayoría opera en hotelería o pertenece a operadores de la carne. Estos ganan plata en otros tramos de la operatoria (faena, distribución, venta minorista) y no están dispuestos a cortar ahora una cadena financiera que está subsidiada fuertemente.

Como el único hecho incontrastable es que hay mucha menos invernada, podríamos decir que hoy los terneros disponibles son absorbidos por los feedlots más grandes y profesionales, que siguen reponiendo todo o casi todo lo que venden. Además, que la merma en la oferta de ganado gordo vendrá cuando, bien entrado el segundo semestre, se combine el agotamiento de la oferta pastoril con la disminución de la oferta de los feedlots de estancia, los caseros u oportunistas, los de un solo ciclo, los que no reciben subsidios, o los que no tienen espaldas financieras para esperar varios meses a cobrar la compensación.

Hoy, la mayoría de los feedlots grandes, sin tomar en cuenta las compensaciones, estarían perdiendo dinero, pero confían que con el cobro de los subsidios y con la mejora en los precios del gordo (que se produzca en 40 o 60 días) vale la pena reponer. El monto de compensaciones en julio fue récord, pagándose incluso muchas carpetas atrasadas, en una muestra clara de que pese a los problemas de caja, está la decisión política por parte del Gobierno de seguir subsidiando el engorde a corral. El problema que ven muchos feedloteros es que, si la oferta superabundante de los corrales se mantiene en el tiempo y los valores del gordo liviano no mejoran (lo uno es consecuencia de lo otro), las pérdidas operativas se terminarán llevando gran parte o todo del subsidio. Este año, como nunca, el feedlot está contribuyendo a ahogar la recuperación del precio del gordo.

Ya hay muy poco novillo y novillito; la vaca gorda tiende a escasear y también la vaca de exportación. Presionada por la seca, se mantiene alta la oferta de vaca conserva y manufactura. Pero la superoferta de los corrales mantiene bajo control el mercado. El subsidio estimula a encerrar y el alto volumen encerrado termina ahogando el mercado. Todos los años pasa lo mismo, pero este año, entre el creciente monto de los subsidios y la seca, el efecto "puerta 12" es más fuerte que nunca.

En resumen: la oferta de los corrales puede tardar algo más de lo que esperaba en declinar, porque los corrales más grandes y profesionales están todavía a full. Pese al efecto de las lluvias, la situación forrajera en la mayor parte de las zonas ganaderas sigue siendo muy grave y obliga a vender y a seguir bajando la carga. Con una faena récord y un mercado sobre abastecido de su mercadería predilecta (liviano de feedlot), la mejora en el precio tardará más en llegar, probablemente, en el cuarto trimestre.

(*) Analista del mercado ganadero y de carnes.

Temas en esta nota

    Cargando...