Rumbo a la sojización

El maíz pierde cada vez más terreno en la intención de siembra. La venta de insumos para maíz cayó respecto a lo vendido en la campaña anterior, a poco de iniciarse la siembra.

Por |
30deAgostode2013a las07:46

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe, sobre la base de los precios proyectados a cosecha 2014 para trigo y granos gruesos. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio, y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

Luego de los mínimos alcanzados a principio de mes para los precios a cosecha en el MAT, de 154 u$s/tn en maíz abril/14, y 272 u$s/tn en soja may/14, la evolución del clima y los cultivos en EE.UU. impactaron en el mercado con alzas. La soja muestra una suba de 21 u$s/tn, a 293 u$s/tn para la posición may/14, mientras que para el maíz la suba para la posición abr/14 fue de 5 u$s/tn a 159 u$s/tn.

Los pronósticos muestran pocas probabilidades de lluvia para los próximos días en el Corn Belt, y temperaturas aún elevadas, en momentos clave para la definición del rinde en soja. El maíz puede verse afectado en menor medida, ya que superó la etapa más crítica de floración.

Las proyecciones del cuadro adjunto para siembras en campo propio muestran a la soja de 1ª con el resultado neto proyectado más alto. En maíz, las subas mejoraron la proyección, pero los rindes de indiferencia para cubrir costos totales son elevados, del orden de 80 qq/ha. En soja, en cambio, el rinde de indiferencia de 28 qq/ha es alto, pero más accesible.

En campo arrendado, para un valor de arriendo de 15 qq/ha de soja para soja de 1ª y 14 qq/ha para maíz, las proyecciones son de quebranto para el maíz. El rinde de indiferencia en este caso es de 95 qq/ha, mientras que para soja de 1ª es de 36 qq/ha.

Con estas proyecciones, el maíz pierde cada vez más terreno en la intención de siembra. La venta de insumos para maíz cayó respecto a lo vendido en la campaña anterior, a poco de iniciarse la siembra.

Con costos en alza y recursos financieros escasos, el maíz se sembrará en mayor medida en campo propio, y lo harán quienes cuenten con recursos financieros y quienes no estén dispuestos a interrumpir la rotación de cultivos, en vista de que la rotación con maíz mejora los rindes de la soja.

A los granos les falta precio porque sobran las retenciones. En el caso del maíz, la política de intervención en el mercado de exportaciones agrava la situación, ya que fomenta la existencia de diferenciales de precio de FAS de mercado respecto del FAS teórico. Con más precio, y un mercado donde compitan libremente la exportación y el consumo, se sembraría más maíz. En la foto actual pasa lo contrario. Sin el peso de las retenciones también se produciría más soja, ya que se invertiría en mayor uso de tecnología y fertilizantes, con la consecuente mejora en los rindes.

El marco actual de políticas y precios fomenta la sojización, con la consecuente pérdida en el potencial productivo y en la sustentabilidad. La ecuación productiva es complicada.

Temas en esta nota