Ahora, nutrición de precisión para el destete precoz en tambo y cría

Se presentó una nueva tecnología para alimentar a los terneros que toma en cuenta los "ambientes" del rumen y reduce los gases efecto invernadero.

Por
El Ruter cambió la forma de producir tanto terneros para leche como para carne.

El Ruter cambió la forma de producir tanto terneros para leche como para carne.

12deMayode2016a las09:10

La ganadería sigue sumando tecnología en sus insumos para lograr mayor eficiencia y sustentabilidad. En el marco del sistema de destete hiperprecoz que revolucionó la producción hace unos años, ahora se lanzó una línea de productos que reduce los gases efecto invernadero y que permite realizar una “nutrición por ambientes” en el rumen.

“Después de 6 años de investigación logramos el primer sistema de alimentación para terneros de tambo y cría sin antibióticos ni promotores de crecimiento, poniendo especial énfasis en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de los rumiantes”, contó Alejandro Lis, director técnico del sistema Ruter, de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA).

Uno de estos productos (Ruter Summa) se compone de un mix de cuatro alimentos, cada uno de los cuales trabaja en distintos lugares del rumen en función del concepto de nutrición por ambientes.

“El rumen es una cuba de fermentación de 200 litros de capacidad donde no todas las bacterias viven en el mismo lugar”, recordó Lis.

Con un producto que tiene en cuenta esos “ambientes” del rumen se consigue incrementar la ingesta de materia seca y, por ende, el flujo de nutrientes hacia el torrente sanguíneo y el hígado.

Además, se presentó Ruter Inicia, que está pensado para los primeros 7 días del ternero, y Ruter VG, una evolución de la fórmula tradicional, especialmente diseñada como libre de promotores de crecimiento, antibióticos y materias primas de origen animal.

Los objetivos técnicos del nuevo sistema de alimentación son diagramar un nuevo flujo de nutrientes para las bacterias, garantizar un resultado productivo sin la utilización de antibióticos y promotores de crecimiento y alcanzar los 115/120 kilos de peso vivo a los 105 días de vida de la ternera. “Este resultado implicará un aumento de 600 litros de leche en la primera lactancia”, aseguró Lis.

Walter Brignoli, gerente de la División Nutrición Animal, dijo que para producir estos nuevos insumos se realizaron modificaciones en la planta de San Nicolás.

Temas en esta nota

Seguí leyendo