Córdoba: la Serenísima contra Rentas, por impuestos

Mastellone quiere pagar por Ingresos Brutos 0,5%. Para la Provincia, debe abonar 4,75%. En este caso están en juego por lo menos 1,5 millones de pesos.

Por
Aduana. Para las empresas, esta diferencia en Ingresos Brutos es una “aduana interior”. (Pedro Castillo / Archivo)

Aduana. Para las empresas, esta diferencia en Ingresos Brutos es una “aduana interior”. (Pedro Castillo / Archivo)

14deSeptiembrede2016a las07:15

El Gobierno de Córdoba rechazó el pedido de Mastellone de pagar el Impuesto a los Ingresos Brutos como industria y determinó que debe hacerlo como si fuera un mayorista, ya que no tiene planta de producción en la provincia.

La diferencia es sustancial, ya que mientras el fabricante de los productos La Serenísima pretende pagar una alícuota de 0,5 por ciento, la Provincia dice que debe ser de 4,75 por ciento.

Según las resoluciones 314 y 315 del Ministerio de Finanzas, publicadas ayer en el Boletín Oficial de la provincia, la compañía pagaba una alícuota de 4,75 por ciento; pero en noviembre del año pasado, comunicó su decisión de abonar una tasa de 0,5 por ciento para la declaración jurada de Ingresos Brutos correspondientes a noviembre y diciembre de 2015 y enero de 2016, por entender que es una industria.

La resolución, firmada por el ministro del área, Osvaldo Giordano, aclara que la tasa de 0,5 por ciento es aplicable sólo para las que fabrican en Córdoba. En cambio, Mastellone sólo vende en la provincia, por lo cual es tratada como mayorista. Ante la intimación hecha por Rentas, la firma interpuso el recurso de reconsideración que fue rechazado por la Provincia.

Fuentes que conocen de cerca el hecho aseguran que la diferencia planteada hasta ahora es de 1,5 millones de pesos, cifra que corresponde a los tres meses en cuestión. Pero si se suman los meses hasta la actualidad, el monto es mucho mayor.

Una industria más

Que el fabricante de La Serenísima haya decidido cambiar su criterio de pago de Ingresos Brutos a partir de noviembre del año pasado no es caprichoso. En los primeros días de diciembre, comunicó que Arcor pasaba a tener el 25 por ciento de la compañía, en una operación por 50 millones de dólares de un aporte de capital, complementado por la adquisición de acciones de Mastellone por 10 millones de dólares. Pero, además, repite la acción que vienen realizando otras compañías en provincias como Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, las cuales están en tratamiento en la Justicia.

Sólo en la provincia mediterránea están en juego impuestos por dos mil millones de pesos, que si se resolviera a favor de las empresas provocarían un quiebre fiscal bastante importante.

La mayor parte de estas empresas reclaman que esta diferencia en Ingresos Brutos entre las industrias que están dentro de la provincia y las que están afuera constituye una “aduana interior”.

Hasta ahora, varios de estos casos han encontrado eco en la Corte Suprema de la Nación, sin que hasta ahora se haya resuelto la cuestión de fondo.

En el último caso, presentado por Torres e Hijos (Tehsa), que fabrica en Misiones los colchones Taurus, logró una medida cautelar contra el reclamo de la Provincia por deudas por casi dos millones de pesos. En esta línea están también Akapol (Poxipol, La Gotita y Voligoma) y las metalúrgicas Sidersa y Viauro, entre otras.

Temas en esta nota

Seguí leyendo