Tamberos uruguayos ya cobran más que los argentinos

Comparación entre las dos naciones rioplatenses: en el último año la volatilidad extrema fue más perjudicial que los bajos precios.

Por
En el último año,  ser tambero en la Argentina fue casi tres veces más riesgoso que en Uruguay.

En el último año, ser tambero en la Argentina fue casi tres veces más riesgoso que en Uruguay.

25deOctubrede2016a las12:15

Un año atrás el precio promedio de la leche argentina era de 0,30 u$s/litro versus 0,26 u$s/litro en Uruguay. Por entonces nadie imaginaba que los productores lecheros argentinos iban camino a enfrentar una crisis mucho más profunda que la que experimentaron los tamberos orientales.

En la liquidación de agosto de este año –último dato oficial disponible– el valor promedio pagado a tamberos uruguayos se ubicó en 0,30 u$s/litro versus 0,28 u$s/litro recibido por los productores argentinos.

Pero el promedio mensual del último año (agosto 2015/agosto 2016) fue similar en ambos márgenes del Río de la Plata: unos 0,28 u$s/litro, tal como puede verse en el gráfico:


La gran diferencia entre ambas naciones es que las variaciones de precios en Uruguay son mucho menos volátiles que las presentes en la Argentina debido, fundamentalmente, a que el principal procesador y exportador de leche –Conaprole– dispone de “fondo de estabilización” que permite resguardar la rentabilidad de los tamberos en épocas de bajos precios internacionales al ahorrar parte del excedente en las fases de altos precios.

En la Argentina, en cambio, el sector lechero vive en un marco de “capitalismo salvaje” en el cual todos buscan la manera más rápida de posible de quedarse con el margen de los demás eslabones de la cadena.

Al tratarse de una actividad que, por sus características –manejo de vacas que deben comer bien todos los días–, no tiene un margen de acción grande en caso de una crisis de ingresos, los movimientos bruscos de precios tienden a desestabilizar la producción, lo cual, a su vez, luego repercute en los ingresos de leche recibidos por la industria y, eventualmente, pueden terminar generando desabastecimientos de algunos lácteos en canales comerciales.

Ser tambero en Argentina, más riesgoso

El índice de volatilidad del último año (desviación estándar del cambio del precio mensual con respecto al promedio) de la leche argentina fue del 39% versus 14% en Uruguay. Puede decirse entonces que, en ese período, ser tambero en la Argentina fue casi tres veces más riesgoso que en Uruguay.

Además del “fondo de estabilización” privado llevado a cabo por Conaprole, el gobierno nacional de Uruguay implementa, en épocas de crisis, un fondo anticíclico para asistir a los tamberos. El sistema, instrumentado a través de un fideicomiso, se aplicó en 2016, 2008 y 2002.

Temas en esta nota

Seguí leyendo