Los Angus lucieron su mejor genética en la exposición de otoño

En la Sociedad Rural de Bolivar, 160 ejemplares de 45 cabañas hicieron gala del gran potencial carnicero de la raza. En los remates se vendieron 35 toros, con un promedio de $68.400.

Por
La Gran Campeona fue una vaquillona mayor de la cabaña Don Florencio.

La Gran Campeona fue una vaquillona mayor de la cabaña Don Florencio.

28deMayode2018a las08:55

La genética Angus  tuvo su espacio en la 77° edición de la Exposición Nacional de Otoño de la raza, que se llevó a cabo en la localidad bonaerense de Bolívar. En las pistas de la Sociedad Rural de esa ciudad desfilaron muy buenos ejemplares de la raza británica y constituyó una oportunidad inmejorable para analizar a fondo el momento que vive la genética bovina más destacada de Argentina.

De cara a la gran cita que significa Palermo, en Bolívar la actuación de los cabañeros rubrica el crecimiento de la genética Angus, que se consolida en los planteos ganaderos argentinos. En paralelo a la jura de los animales, en la muestra se siguió con atención las novedades que llegaban desde China, en el marco de la feria Sial que se lleva a cabo en Shangai, El ministro Luis Miguel Etchevehere firmó el protocolo sanitario con el gigante asiático y esta situación no pasó desapercibida para la entidad, representada en aquel país por una delegación encabezada por su presidente, Alfredo Gusmán.

El evento se articuló en dos  ministro Luis Miguel Etchevehere firmó el protocolo sanitario con el gigante asiático y esta situación no pasó desapercibida para la entidad, representada en aquel país por una delegación encabezada por su presidente, Alfredo Gusmán.

El evento se articuló en dos etapas. P etapas. Por un lado, el miércoles 16 de mayo se llevó a cabo la Exposición Nacional del Ternero Angus de Otoño, y al día siguiente fue el turno de las categorías mayores, en el marco de la Exposición Nacional de Otoño. Como novedad, fue la primera vez que en otoño, terneros y categorías mayores concursaron por separado, y participaron 160 ejemplares de 45 cabañas bonaerenses y pampeanas.

Uno de los puntos altos de esta muestra fue el alto nivel de las hembras que participaron en la Exposición. “La fila de hembras finales son todas vacas que en Palermo harían un papel impresionante”, sostuvo Alfonso Bustillo, director de la Asociación Argentina de Angus.

En un escenario de expansión para la actividad y un mercado externo que muestra claras señales de reactivación, el directivo sostuvo que estos vientres “serán donantes y tendrán un efecto multiplicador de calidad, con buena información genética”.

La genética fue el punto excluyente de la muestra, de la mano de un excelente desempeño de las hembras, en todas sus categorías. En diálogo con Clarín Rural, el jurado Javier Ezcurra se mostró sorprendido por el desempeño de los cabañeros, que pese a las dificultades climáticas, llevaron a la pista de Bolívar animales muy bien preparados.

En el caso de las hembras, que exhibieron una alta performance en todas sus categorías, el experto analizó que se pudo apreciar una “clara línea de biotipo, con hembras muy carniceras, profundas y femeninas”. Para el jurado, “estos lotes sobresalientes de hembras siguen demostrando el nivel de la raza en Argentina”.

En el marco de una coyuntura climática delicada para la actividad ganadera, Ezcurra reafirmó el rol protagónico de una genética de punta, que a través de un uso eficiente permitirá obtener terneros más pesados, con mayor rendimiento en carcasa y que se adapten a condiciones climáticas adversas.

En los remates se vendieron 35 toros, con un promedio de $68.400. El precio máximo llegó a $127.000 y el mínimo alcanzó $50.000.

En la muestra también participaron los integrantes del Ateneo Angus, que son el semillero de la asociación, y se capacitan para ser los dirigentes ganaderos del futuro. Carlos Pestalargo, coordinador de este espacio, explicó que “buscan formarse como dirigentes para el futuro, adquiriendo conocimiento en diversos temas vinculados al negocio”.

De esta manera, la genética Angus calienta motores y se prepara para la Exposición de Palermo, la mayor vidriera genética de Argentina. La Nacional de Bolívar permitió ver una fotografía favorable de la raza británica, en un contexto delicado para la actividad, y queda claro que la genética de punta es la llave para ganar kilos en los sistemas ganaderos nacionales.

El Gran Campeón Macho fue un ternero menor de la cabaña local Don Florencio, de Oscar Busquet. El Reservado Gran Campeón quedó en manos de Arandú S.A y el tercer puesto correspondió a un ternero mayor de Tres T S.A. Por el lado de las hembras, la Gran Campeona fue una ternera intermedia de La Juanita, que tuvo un debut soñado en la Sociedad Rural de Bolívar. La Reservada fue una ternera menor de Don Florencio, y el tercer puesto una ternera intermedia de La Juanita.

Por el lado de las categorías mayores, el jurado eligió como Gran Campeón macho un toro junior de la cabaña Don Mansueto. El Reservado Gran Campeón fue para un toro dos años menor de la cabaña Santa Rosa; y en tercer lugar quedó un toro dos años menor de La Reserva. En hembras, la Gran Campeona fue una vaquillona mayor de la cabaña Don Florencio, que de esta manera cerró una brillante exposición. La Reservada fue una vaquillona intermedia de Don José, y el tercer lugar quedó para Cabaña El Volcán, de Los Lazos SA.

Temas en esta nota

Seguí leyendo