Multan a un productor de Canals por casos de triquinosis

Le impusieron una multa de $100.000. Hacía faena clandestina y elaboraba chacinados que vendía en una carnicería propia.

Por
20deAgostode2018a las10:38

“Los afectados lo señalaron como el lugar en el que adquirieron los productos que consumieron antes de comenzar a padecer la enfermedad”, informó el Gobierno. La Justicia lo imputó.
En Canals detectaron múltiples infracciones, como por ejemplo una faena clandestina de cerdos. (Ministerio de Agricultura y Ganadería)
El Ministerio de Agricultura y Ganadería informó que su Dirección General de Fiscalización y Control aplicó una “importante sanción económica” a un productor agropecuario, elaborador de chacinados y comerciante de la localidad de Canals.

La multa, de 100 mil pesos, fue “por haber cometido múltiples y graves infracciones en el marco de la Ley de Carnes y del Código de Convivencia”. En esa localidad, hubo un brote de triquinosis que afectó al menos a 463 personas y que llevó a que se dispusiera la faena sanitaria de 129 cerdos que se alimentaban en un basural, y el decomiso de 500 kilos de cortes y embutidos.

Sanción

Según el comunicado oficial, 40 mil pesos de la multa fueron “por el faenamiento clandestino de animales porcinos en un establecimiento de la zona rural con ánimo de lucro, sin contar con la habilitación respectiva ni con un servicio de inspección sanitaria”.

“Además, lo obtenido de dicha faena era comercializado en una carnicería de su propiedad. Se trata del monto más elevado por este tipo de faltas”, agregó la cartera agropecuaria.

Los restantes 60 mil pesos, en tanto, “se aplicaron por no señalar los porcinos de su propiedad mayores a seis meses, por no registrarse ante el municipio como ganadero y por no poseer Boleto de Señal ni documentación respaldatoria sobre la existencia de los animales en su campo, entre otros aspectos”, agregó el Ministerio.

Y completó: “Los afectados señalaron el local comercial del infractor como el lugar en el que adquirieron los cortes de carne, chacinados o embutidos que consumieron antes de comenzar a padecer los síntomas de la enfermedad”.

Imputado

La Provincia preció que el establecimiento rural tenía más de 200 porcinos y el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa) “se encontraba bloqueado desde el 2014”.
“Además de las sanciones económicas y administrativas detalladas, la Justicia, a través de la Fiscalía de La Carlota, actuó de oficio días atrás e imputó al productor y comerciante”, añadió el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Los antecedentes

El conflicto comenzó a mediados de julio, cuando se registraron primero cuatro casos de triquinosis en la zona, que dos días después ascendieron a diez. Tras varios operativos por parte de Salud, Epidemiología y Senasa, y gracias a varias denuncias de los vecinos, se llegó al campo del productor, que tenía más de 200 porcinos con el RENSPA bloqueado desde 2014.

El carnicero, además de vender lo que faenaba en su comercio, elaboraba chacinados y embutidos con parte de los cortes contaminados. Ya con 463 casos en agosto, se procedió a la clausura de la boca de venta, el decomiso de mercadería, interdicciones de animales y retiros de alimentos de góndola, entre otras acciones, para evitar nuevos focos. Asimismo, el Ministerio intensificó los controles en locales de la localidad y alrededores.

Además de las sanciones económicas y administrativas, la Justicia, a través de la Fiscalía de La Carlota, actuó de oficio e imputó al productor y comerciante.

Temas en esta nota

Seguí leyendo