A 5 meses del default de Vicentin: los hechos que marcan el proceso y próximos pasos

El avance de la convocatoria en la Justicia y el coronavirus extienden los plazos.

Por |
08deMayode2020a las11:51

Los más de 2.500 acreedores de Vicentin, la única certeza que tienen hoy -pasados más de 150 días desde la declaración oficial de cesación de pagos- es que el proceso viene para largo. No solo por el aletargamiento natural que supone cualquier expediente judicial, sino también por la aparición del coronavirus, que terminó de conformar un cuadro de total incertidumbre. Sobre llovido, mojado.

Dificilmente los productores, acopiadores y corredores puedan cobrar para para invertir de cara a la campaña 2020/2021. Esa parecía una posibilidad cercana al comienzo del año, cuando la agroexportadora soltó su primera opción de Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE), que aseguraba un pago inicial de 30.000 dólares. O incluso en febrero, cuando se puso sobre la mesa una segunda alternativa, de liquidación al contado con quita del 50%.

Sin embargo, las expectativas iniciales de rápida resolución del APE se fueron esfumando. Las semanas pasaron y no se lograron cosechar las mayorías necesarias para su homologación en la Justicia. Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), principal acreedor de la cadena comercial, estuvo cerca de sumar su apoyo, pero nunca lo concretó. "Estábamos pensando que podíamos adherir pero no firmamos y con toda esta situación del coronavirus no se avanzó más nada", contó oportunamente el presidente de la entidad Claudio Soumoulou.

La irradiación de la pandemia sobre la economía mundial se fue dando en paralelo a la participación de la Justicia en el tema. Primero aparecieron los trámites de embargo (que impidieron la reactivación de las plantas), luego llegó la solicitud de quiebra de Gagliardo Agrícola Ganadera SA y días más tarde el pedido de concurso preventivo, El 10 de febrero, a las 10:31, se inició en los tribunales santafesinos, el proceso de convocatoria de acreedores más grande jamás conocido.

Deuda e innovación

Un total de 2.638 acreedores son los que la compañía reconoce deberles un monto cercano a los 100.000 millones de pesos. Tales cifras constan en las primeras páginas de un expediente que irá por el Guiness: a la fecha ya acumula ocho cuerpos y más de 1.600 fojas. Tal como puede observarse en el siguiente gráfico, la mayor parte de la deuda corresponde al sector financiero:

Made with Flourish

 

Por la magnitud de la causa, el juez Fabián Lorenzini -a cargo del Juzgado de Primera Instancia Civil y Comercial de la Segunda Nominación de Reconquista- definió un extenso cronograma que tendrá como último capítulo la audiencia informativa del 30 de junio de 2021. Recién allí podrán ocurrir los primeros pagos a proveedores, aunque ello podrá dilatarse aún más en función de la propuesta que haga Vicentin.

La única alternativa que podría anticipar los cobros de los acreedores es que la agroexportadora logre homologar el APE. Sin embargo, aquí también los vientos soplan de frente. Es que además de lograr las mayorías necesarias, será requisito levantar el concurso preventivo, una tarea por demás de compleja porque se requiere la conformidad de los acreedores que representen el 75% del capital quirografario, atento a que ya se han publicado los primeros edictos del proceso (antes de esa instancia, la renuncia a la convocatoria se podía otorgar sin ese requerimiento).

Para llegar al 75% deberán dar su visto bueno de los dos principales acreedores internacionales de Vicentin. ¿Quiénes son? La estadounidense International Finance Corporation y la holandesa Netherlandese Financerings, que entre ambas poseen créditos por algo más de 25.700 millones de pesos.

Así las cosas, el trámite principal sigue su curso en la Justicia ordinaria. Esta semana la sindicatura publicó el sitio web donde se irán volcando las novedades del proceso. La innovación cobra su importancia no solo por la transparencia que otorga, sino también porque facilitará la información a los interesados, ubicados a cientos de kilómetros de los tribunales de Reconquista.

Según se desprende de lo informado por la plataforma, atento a las circunstancias impuestas por el coronavirus se podrán realizar algunos trámites de forma no presencial. Esto resulta trascendental en tiempos de restricciones para movilizarse, ya que permitirá que los acreedores puedan verificar sus créditos de manera remota.

Temas en esta nota