El Código Alimentario Argentino fijó pautas para la elaboración artesanal de productos lácteos

Así lo confirmaron los Ministerios de Agricultura y Salud. De esta manera, se busca considerar las particularidades de la producción a pequeña escala.

Por
El Código Alimentario Argentino fijó pautas para la elaboración artesanal de productos lácteos
02deFebrerode2021a las07:00

Los Ministerios de Agricultura y Salud informaron novedades en el Código Alimentario Argentino. A partir de esta medida, se incorpora la elaboración artesanal de productos lácteos. 

El objetivo es considerar las particularidades de la producción de leche y la elaboración de productos lácteos de pequeña escala que no estaban contemplados en la normativa vigente, explicaron desde el Gobierno. 

La modificación del código define a los establecimientos artesanales como aquellos que producen hasta un máximo de 5.000 litros diarios anualizado y hasta 1.000 litros por día por operario de producción. Además, estipula la intervención directa del elaborador es el componente sustancial del producto terminado.

En este sentido, el Secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional, Marcelo Alós señaló: "La norma tiene en cuenta las realidades productivas asociadas al tipo de productor de baja escala dando respuesta a una realidad productiva. Se trabajó en forma conjunta con la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena y con el SENASA, así como con las provincias; estableciendo requerimientos de infraestructura acordes para los establecimientos Lácteos de Elaboración Artesanal, sin desatender los principios de sanidad animal, higiene, buenas prácticas, cuidado ambiental e inocuidad alimentaria".

Por su parte, Arnaldo Medina, secretario de Calidad en Salud, explicó: “Con esta medida interministerial hemos dado un paso adelante para que la producción láctea semi artesanal se formalice con estándares sanitarios de calidad para así contribuir a asegurar la salud pública, generando alimentos a baja escala, pero con las medidas higiénico sanitarias adecuadas”.

En el código también se describen los requerimientos de infraestructura para esos establecimientos, adecuando su escala de producción, sin desatender los principios de sanidad animal, higiene, buenas prácticas, cuidado ambiental e inocuidad alimentaria.

Temas en esta nota

Seguí leyendo