Estudian alternativas al uso de fármacos para mejorar la productividad animal

Desde el INTA señalaron que hay estrategias eficaces para combatir las bacterias

Por
Estudian alternativas al uso de fármacos para mejorar la productividad animal
10deDiciembrede2021a las09:00

El uso de fármacos en la producción animal es una constante, pero el mercado y los consumidores comenzaron a demandar otro producto: libre de fármacos. En este sentido, el INTA trabaja para desarrollar este camino.

Al mismo tiempo, señalaron que el abuso de los fármacos puede generar resistencias. “Hay estrategias que pueden ser tan eficaces como los fármacos para ayudar a combatir las bacterias resistentes a los antimicrobianos en animales de producción”, aclararon.

Ver también: Único en el mundo: el frigorífico argentino que genera energía y ahorra las emisiones de 157 mil autos

En este sentido, se contemplan las vacunas, prebióticos, ácidos orgánicos, suplementos herbales y fitoquímicos, como aceites esenciales y taninos. Estas herramientas ganan terreno por su eficiencia y beneficios para el ambiente y la salud. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en algunos países, el 80 % del consumo total de antibióticos de importancia médica se da en el sector animal, principalmente, para estimular el crecimiento en animales sin ninguna enfermedad. Por otra parte, desde el INTA destacaron que, además de tratarse de un problema sanitario, los mercados internacionales incrementan las exigencias y demandan productos pecuarios de sistemas de producción libres de antibióticos.

Mariano Fernández Miyakawa, investigador del Instituto de Patobiología (IPVET) del INTA Castelar y coordinador del Proyecto Disciplinario “Resistencia a los antimicrobianos y desarrollo de alternativas”, comentó que se está frente a un cambio tecnológico inédito para el sector agropecuario. También agregó: “Las restricciones legales de los mercados internacionales y las demandas de los consumidores confluyen por primera vez e impulsan un cambio sin precedentes”.

Los especialistas comentaron que la productividad y rentabilidad de los sistemas alternativos es igual o mejor que con el uso de antibióticos, con los mismos costos. “Las alternativas que se usaron en las diversas pruebas debían mantener el mismo costo que los antibióticos promotores de crecimiento. Al mismo resultado, el costo se mantenía”, explicó Fernández Miyakawa.

Buenas prácticas

Todos los actores coinciden en la importancia de las buenas prácticas agropecuarias ya que le aportan bienestar al animal. Al estresarse menos, se enferman menos. 

Fernández Miyakawa agregó: “En materia de salud animal, la clave está en la prevención”. De esta manera explicó que se sostiene la productividad y mejora la salud de los animales, al tiempo que se reduce ampliamente el riesgo de resistencia antimicrobiana.

Por último, Fernández Miyakawa concluyó: “Aún quedan muchos mitos por derribar de la mano de la evidencia científica, de la información técnica y de la divulgación de los resultados mediante casos exitosos, que nos permiten demostrar que hay otra forma de producir alimentos”.

Temas en esta nota

Cargando...