Alerta por un brote de Fiebre Q en trabajadores de frigorífico

Los trabajadores rurales, veterinarios y ganaderos constituyen las principales poblaciones de riesgo

Por
Alerta por un brote de Fiebre Q en trabajadores de frigorífico
10deFebrerode2022a las12:11

El Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud recibió un aviso por un de un brote de fiebre Q en un establecimiento frigorífico en la provincia de Entre Ríos. Es por ello que el Ministerio de Salud de la Nación emitió una comunicación para fortalecer las capacidades de los equipos de salud para detectar la enfermedad especialmente en grupos de mayor exposición al riesgo -veterinarios, trabajadores de plantas de procesamiento de carne, trabajadores de la industria lechera, criadores de diferentes ganados-.

Lo que se busca con la advertencia es generar un diagnóstico precoz y tratamiento adecuado de los casos, así como las acciones de investigación y control de brotes.

La fiebre Q es una zoonosis de distribución mundial de la que se desconoce su prevalencia en Argentina. Los trabajadores rurales, veterinarios y ganaderos constituyen las principales poblaciones de riesgo. La fiebre Q puede causar diferentes manifestaciones clínicas, desde formas asintomáticas, o cuadros clínicos de diferente gravedad.

Las personas que se enferman gravemente pueden presentar neumonía o hepatitis. Las mujeres que se infectan durante el embarazo pueden estar en riesgo de tener aborto espontáneo o un parto prematuro. En un bajo porcentaje puede presentarse la forma crónica de fiebre Q meses o años después de la infección inicial, que generalmente se manifiesta como endocarditis o hepatitis granulomatosa.

Las personas se pueden infectar al inhalar el polvo contaminado por las heces, la orina, la leche y los tejidos placentarios y líquidos durante el parto y abortos, que contienen la bacteria Coxiella burnetii.

Brote de fiebre Q en frigorífico de Entre Ríos

El reporte incluía un brote de etiología en estudio en los trabajadores del establecimiento, caracterizado por cefalea, mialgias, fiebre y tos. Tras la investigación epidemiológica pudo confirmarse el diagnóstico de fiebre Q por parte del laboratorio nacional de referencia del INEI-ANLIS. Se identificaron 11 casos dentro del frigorífico. El 91% fue de sexo masculino (10/11). La mediana de edad fue de 27 años con un rango de 21 a 42 años.

El informe agrega que todos presentaron evolución favorable luego de recibir tratamiento antibiótico con diferentes esquemas terapéuticos: ampicilina, ampicilina/sulbactam y doxiciclina.

Los primeros casos ocurrieron entre 3 y 4 días después del cierre de una campana de ventilación en el ambiente de trabajo compartido por todos los trabajadores afectados. Todas las personas trabajaban en la misma área de faenado de carne de vaca y cerdo del frigorífico.

Se pudo determinar contacto directo con tejidos y fluidos animales por deficiente uso de equipos de protección personal e insuficiente ventilación de algunos sectores de faena, y condiciones de humedad y potenciales zonas donde podrían acumularse fluidos.

Se realizaron acciones de adecuación ambiental y edilicias, como así también para el correcto uso de los equipos de protección personal.

Como parte de las acciones derivadas de la investigación del brote se amitió el siguiente documento para informar y sensibilizar sobre la necesidad de implementar y controlar las medidas de prevención de nuevos brotes en actividades y establecimientos de mayor riesgo:

Temas en esta nota

Cargando...