Economías regionales: cómo afecta la sequía de norte a sur

La falta de lluvias es una problemática que alcanza a gran parte del país; yerba mate, peras, manzanas, algunas de las actividades afectadas

Por
Economías regionales: cómo afecta la sequía de norte a sur
06deSeptiembrede2022a las13:02

La sequía es un fenómeno que está más allá de la zona núcleo. Además, se trata del tercer año consecutivo con sequía y las perspectivas para los próximos meses no son alentadoras.

En este sentido, el Instituto de Clima y Agua del INTA prevé precipitaciones inferiores a las normales para el trimestre septiembre – noviembre en el NEA, Santa Fe, centro y este de Córdoba y Santiago del Estero, Buenos Aires, La Pampa, Cuyo y Patagonia. “En el caso de las temperaturas medias del trimestre se prevén en el rango superior a lo normales sobre la mayor parte del territorio”, agregaron. 

En el norte del país, la sequía afecta a la yerba mate. El informe de Coninagro destacó que hay una pérdida entre un 25 % y un 30 % de la producción total.

El dirigente Orlando Stvass, tesorero de Coninagro y presidente de la Federación de Cooperativas de Corrientes analizó la situación: “Padecimos el efecto de la sequía más fuerte en el verano hasta febrero, recién a fines de ese mes comenzó la lluvia y tuvimos un buen régimen a partir de febrero hasta la fecha”. Además, el cooperativista que produce Playadito señaló que la sequía anterior dejó una pérdida muy importante en el noreste correntino y sur de Misiones.

En este sentido, el cooperativista comentó que se perdieron plantaciones nuevas que debieron ser repuestas a un costo muy alto. “También hubo mortandad de plantas que nos llevaron a una merma productiva en nuestra zona. En Misiones hubo más lluvias y tal vez pudieron recuperarse mejor”, argumentó.

Por su parte, la Patagonia también atraviesa la falta de lluvia. El presidente de Primera Cooperativa Frutícola, Sergio Riskin, comentó: “El norte de la Patagonia viene sufriendo una severa sequía, algo se alivió este año por nevadas registradas en la cordillera, pero las lluvias siguen siendo insuficientes”.

Además, explicó que los bajos caudales de los ríos van a aumentar. De esta manera, aseguró, el riego en las zonas frutícolas para la temporada que se inicia está asegurado, pero el bajo nivel que registran los lagos de las represas hidroeléctricas llevará años recuperarlo.

En cuanto a la ganadería, destacan una menor disponibilidad de pasos. Coninagro explicó que esta situación genera que los productores ganaderos deban enfrentar mayores costos de alimentación, al tener que incorporar fardos, silaje y maíz.

El consejero de Coninagro y productor ganadero de Rojas, Georges Breitschmitt, comentó que el panorama en la zona norte de la provincia de Buenos Aires es complicado, ya que el estrés hídrico empieza a comprometer el trigo y la cebada. Además, añadió que desde la cooperativa intentan asesorar al productor para el caso de que la cosecha no sea la esperada.

Temas en esta nota

Cargando...