La producción lechera podría triplicarse

Investigadores de la Universidad del Litoral afirman que se puede aumentar la producción con sistemas simples y alta alimentación.

Por
La producción lechera podría triplicarse
07deAgostode2013a las07:05

Tras ensayos que duraron un período de dos años, investigadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) demostraron que en la Argentina es posible triplicar la producción de leche por hectárea en relación con el promedio nacional utilizando alta carga animal de vacas cruza Holando y Jersey, y alta alimentación, pero manteniendo un sistema simple.

El trabajo, que desafió el sistema de producción de leche argentino, se hizo junto al INTA Rafaela y en colaboración con investigadores de la Universidad de Massey (Nueva Zelanda), según publicó ayer el diario santafesino El Litoral.

Se trata de un proyecto que comenzó en 2007 y que, en principio, trataba de responder a la pregunta sobre qué sucede con los sistemas lecheros cuando se incrementa la cantidad de vacas por hectárea, lo que se conoce como "carga animal", un aspecto de la producción que no se había cuantificado en la Argentina.

Según señaló Javier Baudracco, investigador de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNL, dividieron un tambo del INTA Rafaela en tres minitambos, cada uno con distintas cantidades de animales por hectárea: uno con carga baja (1,6 vaca por ha); un segundo con carga media (2,1 por ha); y un tercero con carga alta (2,6 por ha).

Allí llevaron adelante mediciones estrictas sobre producción, calidad y persistencia de las pasturas; producción de leche y peso de los animales; duración de la lactancia, calidad de la leche y otras variables generales. Además, el ensayo tuvo la particularidad de que se hizo con animales producto de la cruza de Jersey y Holando.

Baudracco informó que en los dos años del estudio con la cruza de esas dos razas en promedio se obtuvieron producciones de alrededor de 23 litros diarios de leche por vaca (aproximadamente 7 mil litros por lactancia), cifra superior al promedio nacional. 

A su vez, el especialista precisó que la leche en la Argentina tiene un promedio de aproximadamente un 3,3% de proteína y un 3,6% de grasa, pero cuando se cruza la Holando con la genética Jersey los valores se incrementan: "Obtuvimos leche con más del 4% de grasa y el 3,6% de proteína, lo cual tiene un impacto muy positivo cuando la leche se paga en función de sólidos", resaltó.

La clave de los buenos promedios reside en la producción y utilización de mucho forraje, más la adición de muchos alimentos concentrados por hectárea. "El resultado económico de incrementar la carga animal fue muy positivo. Sin embargo, ese incremento específico no es una receta para aplicar en cualquier lugar, sino que se debe hacer una adecuación al contexto", aclaró Baudracco.

Temas en esta nota