Lechería: Argentina se comprometió mundialmente a tener un desarrollo sostenible

El país adhirió a la “Declaración de Rotterdam”, que busca generar amplios beneficios para las personas y el planeta. Estas políticas son impulsadas por la FAO y la Federación Internacional de Lechería.

Por
23deSeptiembrede2019a las10:32

A través de la Resolución 51/2019, Argentina adhirió a la “Declaración de Rotterdam”, un documento que impulsa un desarrollo sostenible del sector lechero. La creación de esta declaración fue en 2016 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y Federación Internacional de Lechería (FIL).

El documento impulsado por las entidades compromete al sector  con objetivos de desarrollo sostenible ya que lo considera un sector con un gran número de personas. Ver  "Declaración de Rotterdam".

Ambos organismos buscan representar al sector lechero a nivel internacional con el objeto de desarrollar y promover la producción de leche de calidad y de productos lácteos de excelencia. Por este motivo, Argentina se comprometió a cumplir con los puntos firmados en la declaración.

Ver también: Crean un Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias para la producción lechera

En este sentido, desde el documento firmado se presenta un desarrollo potencial muy alto en el sector lechero, basado en una producción de leche sobre extensiones rurales que permiten un desarrollo pecuario en condiciones de bajo hacinamiento y alimentación balanceada, con bienestar animal y sustentabilidad económica.

Por su parte, la resolución establece que otro elemento de sustentabilidad económica es que el crecimiento de la actividad lechera, la que favorece la radicación y permanencia de las personas en el ámbito rural. Desde el ministerio señalaron: “La adhesión implica adoptar un enfoque integral para promover la sostenibilidad de los sistemas lecheros, teniendo en cuenta de manera conjunta las dimensiones sociales, económicas, sanitarias y ambientales”.

Además obliga a prestar especial atención a las necesidades de los ganaderos autónomos, los pequeños productores y los pastores; contribuir, implementar y difundir herramientas y lineamientos que faciliten la identificación y la adopción de prácticas sostenibles en el sector lechero.

Temas en esta nota

Seguí leyendo