La empresa láctea de 125 dueños y 23 tambos que reclama una expropiación

Nuevo Amanecer tiene buenos resultados económicos, pero le falta algo fundamental: la propiedad privada; son más de mil las familias que dependen de esta empresa

La empresa láctea de 125 dueños y 23 tambos que reclama una expropiación
15deNoviembrede2022a las07:47

La historia de la lechería argentina está estrictamente relacionada con la inmigración. Este hilo conductor nos lleva al origen de la empresa El Amanecer, que se creaba en 1939 en Mar del Plata, derivada de la historia de la firma anterior, La Moderna, que no sobrevivió a la crisis del ´30.

La familia De Vega no pudo con dos traspiés seguidos entre 2010 y 2012 y fue así que, con el pedido de quiebra para poder cobrar los créditos laborales, se abrió la posibilidad de recuperar la empresa por parte de los trabajadores para terminar convirtiéndola en una cooperativa.

La empresa láctea Nuevo Amanecer

Fue el 12 de noviembre de 2012 que se creó Nuevo Amanecer, una empresa recuperada por sus trabajadores que hoy tiene 125 asociados directos, de los cuales el 25 por ciento son mujeres, siendo más de mil las familias que dependen incluso indirectamente de esta empresa que tiene sus plantas industriales en las cercanías de Tandil y en Mar del Plata, con 12 puntos de venta al público propios y otros 22 de terceros a través de los que los productos llegan a los consumidores.

Pero a esta cooperativa que avanza, tiene buenos resultados económicos, reinvierte en tecnología en el desarrollo de productos y en la capacitación de sus socios, le falta algo fundamental: la propiedad de sus instalaciones.

“En su momento se pidió la quiebra, para poder cobrar los créditos laborales y para poder cumplir con los requisitos para tener todo en orden en la cooperativa. En ese interín se inició una Ley de expropiación que tuvo altibajos, idas y venidas, que estuvo a un paso de concretarse en el presupuesto de la provincia de Buenos Aires de 2021 y no se logró. Nos dijeron que no se podía ejecutar la Ley y se inició una prórroga para tener un cobijo para conseguir habilitaciones de productos y todo nuestro desempeño”, detalla Fabio Pandiani, el presidente de Nuevo Amanecer.

“Ahora se cayó la prórroga de la expropiación y nos quedamos inmersos en la quiebra. Es la senadora María Reigada la que armó un nuevo proyecto, que todavía no se trató en la Cámara”, agrega.

En las últimas semanas la situación estuvo dada por la amenaza de desalojo y la alternativa de pagar un canon locatario, que se efectivizó para evitar consecuencias negativas para un espacio de trabajo que involucra aspectos productivos, económicos y sociales.

Desde la Cooperativa se le pidió a los senadores bonaerenses que se involucren en el tema antes de que terminen las sesiones ordinarias, para iniciar el trámite del proyecto y que no se arriesguen tantos puestos de trabajo, contando con un respaldo estatal y jurídico.

A pesar de esta situación, “nada nos impidió seguir trabajando y avanzando a todos los involucrados con la Cooperativa. Estamos trabajando casi 90 mil litros de leche cruda por día. Hemos hecho leche solidaria en la pandemia. Trabajamos mucho en la inclusión social".

Para Pandiani el mejor balance de estos diez años de trabajo son los logros conjuntos, luego de acumular otros 18 más de experiencia en la empresa anterior, cubriendo todos los cargos, desde el envasado y saladero, pasando por el transporte y llegando a ser responsable de comercialización, que fue en definitiva lo que lo ubicó como titular de la Cooperativa cuando comenzó la transformación para sostener la fuente laboral.

“En estos diez años, la cuestión solidaria y el trabajo en equipo nos lleva a esto, a importantes resultados”, dice el titular de la firma que se sumó en octubre a la iniciativa del Cluster Quesero de Tandil al pintar de rosado sus quesos para concientizar sobre la lucha contra el cáncer de mamas.

"Tenemos que solucionar este problema de la expropiación. Estamos demostrando que la Cooperativa es viable, pero necesitamos un empujoncito más para sacar esto adelante, para tener posesión de los inmuebles, empezar a pagarle al Banco Provincia la expropiación que además de disponer de las ganancias para esto, podemos pagar con productos para Desarrollo Social. Esa sería una herramienta fundamental para poder seguir”, remarcan.

Producción diversificada

La cartera de productos es amplia, incluyendo alfajores, yogures, muzzarella, port salut, pategras, gouda, cremoso, leches en polvo, larga vida, en sachet, miel pero también dulce de leche de marca Bandolero.

Es en este último que la histórica receta de la familia De Vega los lleva a ser muy reconocidos, pero incluso en la primera participación en un concurso, a mediados de octubre, en la Fiesta del Dulce de Leche de Cañuelas obtuvieron el tercer puesto con su producto repostero.

“Este es un logro que compartimos con los productores tamberos”, comenta Fabio sobre la provisión de materia prima de 23 tambos, dentro de la que se conoce como Cuenca Mar y Sierras. “Si bien tenemos una vinculación comercial, tenemos un acercamiento diferente con los productores que eligen entregarnos la leche. A partir de una relación basada en el diálogo, fuimos afianzando el vínculo y somo una referencia en la región sobre el modo de negociar o de pagar la leche”.

Pandiani entiende que el acompañamiento que hacen los tamberos a esta cooperativa tiene otro sentido más allá del precio de la materia prima, ya que se involucran en las necesidades de esta industria, e incluso acompañaron hace algunos días con la provisión de fondos y productos para el festejo familiar que ya hicieron por la década.

Leche social

“En plena pandemia, veíamos en televisión que el Ejercito repartía alimentos en los barrios más carenciados, entonces nos comunicamos con los dos municipios donde nos desempeñamos y se pusieron a disposición para trabajar juntos”, recuerda el presidente de la cooperativa.

Pandiani explicó que se puso en contacto con la Cuenca Mar y Sierras para conseguir donaciones de materia prima que llegaron a promediar seis mil litros por semana. Además sumaron una entrega de los envases plásticos con el rótulo “leche solidaria” por parte de la empresa Beniplast SA, además de los nombres de quienes ayudaban en la iniciativa donde también se involucró el Centro de Farmaceuticos, que aportó las bandejas para conservar la leche.

Luego de las pruebas de rigor se repartió en Tandil, Balcarce y Mar del Plata, llegando a superar el año de producción y repartiendo esta bebida fundamental en más de 87 comedores.

Estas iniciativas no hacen más que confirmar la importancia de las cooperativas en sus comunidades, mientras que “si bien hay veces que no tenemos tanta rentabilidad, estamos reinvirtiendo constantemente para poder crecer mucho más”.

Nuevo Amanecer cumple una década y merece tener la oportunidad de afianzarse, de trabajar con más certezas y con la posesión de sus propias instalaciones de forma definitiva. Esto depende exclusivamente de la política, del Legislativo bonaerense, que tiene la oportunidad de enfrentar una obligación frente a comunidades sobre las que hay gran influencia socio-económica.

Quedan pocas sesiones ordinarias, el tiempo apremia y el trabajo de muchísimos bonaerenses depende de sus representantes más directos, con la suma de tratarse de una industria alimenticia insustituible.

Temas en esta nota

Cargando...